CANAL 13 “El reportaje siembra a punta de engaño la idea del terror” Por Manuela Libertad Guerrero Madera

canal13

Anoche en T13 se emitió el reportaje “¿Adoctrinamiento en L1?”, cuyo autor es el periodista Alfonso Concha. En él se plantea que miembros del FPMR estarían adoctrinando a las estudiantes del L1, donde estudia mi hermana. Se muestran las fotos de los adoctrinadores: mi mamá y el Marco (su compañero hace más de 15 años) ambos apoderados de la Irinita. En el reportaje de varios minutos, se les indica directamente, se habla de su presencia, se muestran sus ropas, sus cuerpos. Mezcladas con malicia, fotos antiguas de actividades de su militancia, enredadas con imágenes de tareas escolares, una obra de teatro donde salen las ex-estudiantes caracterizadas del frente con pañoletas cubriendo sus rostros, fotos de manifestaciones públicas fuera del liceo, overoles blancos de otros contextos, todo lo que sirva para montar su show.

Es ridículo el intento del T13 por generar este ambiente enrarecido, se siente tan desesperada y clara la obsecuencia con el poder para aprobar sus leyes de aulas segura y medidas represivas, pero a la vez tan real su avanzada de criminalización de quienes se organizan, alimentar la sensación de que viene el caos y la violencia. Y , por supuesto, los pacos y la represión son los únicos que pueden venir con sus lumas. Y obvio la solución es darle más poder discrecional a los sostenedores, que sólo a punta de expulsiones van a salvarnos. A mí me parece ridículo, burdo, evidentemente obtuso, mal hecho, pero es a la vez tan preocupante. Alimentan y siguen alimentando lo único que tienen a su haber: la ignorancia y el miedo.

El L1 estuvo movilizado hace meses, hace rato ya se retomaron las clases. Si hubo manifestaciones, si hubo cabras encapuchadas diciéndoles a los profes que salieran de las salas, si hubo un día en que se acercaron a la sala del encubridor a increpar PORQUE HACE AÑOS HAY DENUNCIAS DE ABANDONO DE LA INFRAESTRUCTURA y de ACOSO SEXUAL REITERADO por parte de profesores y nadie había hecho nada, el patriarcado y el amiguismo habían hecho la pega y los encubridores silenciados cómodos en su poder. La participación activa de ls apoderads se hizo necesaria y urgente precisamente por la nula capacidad de los directivos del liceo de dar curso a las denuncias y resolver de manera colaborativa y empática el conflicto. Fue la preocupación y las ganas de que las cabras pudieran volver a clases y educarse lo que hizo a la comunidad de apoderads reunirse en torno al colectivo que llamaron Apoderados por Javierinas Dignas, que con el paso del tiempo ya se regularizó como centro de padres del liceo bajo todas las formalidades que eso implica.

¿Qué se espera? ¿Cuál es la salida lógica que esta mentira plantea? ¿Qué ls adults observemos impávidos la situación de peligro en la que podrían estar las cabras?¿que no nos interese organizarnos por mejorar las condiciones de su educación?¿sólo vale el aporte de la familia cuando es pa pagar y apoya el voucher? ¿en qué quedó la vieja queja de la escuela de que no cuenta con la participación de los padres?

Las estudiantes del L1, organizadas en el DICALU, llamaron por iniciativa propia hace un mes a un referendum revocatorio para reevaluar el apoyo del estudiantado y fueron revalidadas por amplia mayoría. Hoy sacaron un comunicado defendiendo la autonomía de sus decisiones y la legitimidad de sus orientaciones políticas. En cuanto a mi familia, la campaña no es nueva, los directivos y algunos docentes alineados del liceo llevaron su absurdo temor y desesperación a la justicia y esta estimó que mi mamá no incurría en ninguna ilegalidad, sino que muy por el contrario, cumplía con su deber al denunciar lo que es ilegal: que un profe se sienta con el derecho de mirar lascivamente, de palabrear, relacionarse sexual y afectivamente con menores y acosar a sus estudiantes por años y que haya toda una institución que lo defienda y esconda.

El reportaje siembra a punta de engaño la idea del terror ¡¡¡ya vienen los extremistas!!!! Sale el ministro del interior, en entrevista exclusiva en la Moneda hablando sobre que están en conocimiento y analizan qué hacer ¿En qué año estamos?¿Cuál es la idea que se desliza? Se habla de mi mamá y su participación política en dictadura ¿no sabe, acaso, Chadwick y Alfonso Concha por qué se volvió activista de derechos humanos mi madre? Se habla de la militancia del Marco en el FPMR ¿Si fuiste del frente y te armaste para rebelarte ante el tirano ya no puedes organizarte? ¿no se puede participar? ¿todavía hay sectores políticos vetados? ¿Deberían ambos guardar silencio ante las denuncias de acosos y abandono del liceo donde estudia su hija? Ambos son parte del Movimiento Patriótico Manuel Rodriguez ¿está prohibido? lo legalizaron cuando se dio el momento, participan en la casa bolivar que mantiene una activa labor social y cultural, cuidan a su hija y creen en la organización colectiva como forma de participar social y políticamente para defender el liceo público de su muerte ¿no se puede?¿Tenemos que aguantar que una vez más se nos amedrente? ¿En colores y por la tele abierta?

¡Podemos organizarnos!¡Podemos defendernos junts del avance del miedo y su neofacista llamado al orden y la represión!

Anuncios

CONCEPCIÓN: Directiva de AFUCAP y Diputado Gastón Saavedra denuncian maltrato laboral de SEREMI de Cultura.

conce

La directiva en pleno de la Asociación de Funcionarios y Funcionarias del Ministerio de las Culturas, la Artes y el Patrimonio -AFUCAP-, encabezada por su Presidenta Nacional, Marianela Riquelme,  llegó, acompañada por el Diputado Gastón Saavedra, Presidente de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados,  hasta la sede de la Secretaria Ministerial del ramo, en la capital regional de Bio Bio,  para denunciar a la titular de esa repartición, Gloria García, por maltratos y abusos laborales en perjuicio de una serie de funcionarios y funcionarias.

La denuncia fue respaldada por tres de los trabajadores que han sido víctimas de estos maltratos, en su testimonio afirmaron que esta situación, que afecta casi al conjunto del equipo regional, se viene dando desde que esta persona asumió la jefatura de cultura en la región.

Ofensas de carácter sexista, mofándose de la orientación sexual del personal, discriminación y maltrato, incluso ante testigos forman parte del repertorio con el que esta autoridad de gobierno suele relacionarse con sus subordinados, incurriendo en lo que podría calificarse como delitos tipificados en la ley anti discriminación conocida popularmente como “Ley Zamudio”.

A este enrarecido clima laboral se agregan permanentes amenazas de despido y vigilancia de cada movimiento y acción de los funcionarios amenazados, relatan que se habría llegado al extremo de disponer de un funcionario para que vigile y registre en un cuaderno las actividades de las y los trabajadores víctimas de esta delicada situación.

Según indicaron desde AFUCAP, esto es inaceptable por lo que se encuentran gestionado la petición de salida de García del cargo gubernamental que ocupa, para lo que, entre otras gestiones, le solicitaron la colaboración del Diputado Saavedra para que en razón de su investidura ejerza el rol fiscalizador que le corresponde a fin de evitar se sigan cometiendo estas irregularidades, como se informó en días pasados AFUCAP envió una cara a la Ministra de Cultura exponiendo lo que está sucediendo en Concepción y solicitando se adopten la medidas correctivas que correspondan, así mismo en las próximas horas se entregara una misiva similar al Intendente de la Región del Bio Bio, Jorge Ulloa, solicitando la remoción de la cuestionada autoridad regional.

FUENTE: https://afucap.org/2018/10/22/diputado-gaston-saavedra-visita-seremia-de-culturas-en-biobio-por-graves-denuncias-de-maltrato-laboral/

¿Qué hay de nuevo, viejo? Fascismo, post fascismo, neo fascismo. Por Ernesto Guajardo

facismoq

El dato es conocido, pero nunca está de más volver a comentarlo: en la columna del Monumento a la Loba Capitolina, se puede leer la siguiente inscripción: «MCMXXXVII – XV – EF», es decir: «1937 año 15 de la Era Fascista». Esto se explica por la denominación de origen que tenía este obsequio: Benito Mussolini le regaló tres réplicas oficiales a la colectividad italiana en Chile, una de ellas es la que se encuentra en el Parque Italia de nuestra ciudad.

En esos años muchos porteños veían con buenos ojos lo que ocurría en Italia (y también en Alemania, es necesario precisar). Y continuaron apreciándolo favorablemente durante la Segunda Guerra Mundial. E incluso después de ella: Alfonso Calderón recuerda que, incluso en 1948, su abuela guardaba en una caja varias fotografías de la familia, entre ellas, una imagen presentaba a un hombre joven, montado en un caballo blanco, «es L’Uomo», le dice ella. L’uomo, es decir, «el hombre», Mussolini, ¿quién más, si no?

Por cierto, esta simpatía por «el Hombre» no era exclusiva de los porteños, en todo el país, a partir de la década de los años treinta, el nacionalismo, el corporativismo y el fascismo eran considerados por varios como caminos posibles para responder a las problemáticas económicas, sociales, políticas e incluso culturales del país.

El segundo momento en que el concepto vuelve a recrearse en nuestra historia es a partir del Golpe de Estado de 1973. En este caso, por cierto, como categoría negativa. A muy poco andar, la dictadura cívico-militar será definida, en particular por el Partido Comunista como «fascista».

No es el momento de debatir aquí si la definición era adecuada, sin embargo, no puede dejar de señalarse que, a lo menos, fue esta conceptualización de lo que ocurría lo que llevará al PC a comprender lo sucedido en Chile con categorías elaboradas 38 años antes, cuando el búlgaro Georgi Dimitrov presentó en el 7° Congreso de la Internacional Comunista, realizado en 1935, su documento conocido como «La unidad de la clase obrera contra el fascismo», algo que dará origen al «Frente Unido Contra el Fascismo », más conocido como Frente Popular. A partir de 1973, el PC realizará variados esfuerzos para lograr construir un Frente Antifascista, es decir, establecer la unidad entre las fuerzas de izquierda y la Democracia Cristiana. Cuatro años después, en 1977, Luis Corvalán insistía en la necesidad de «desarrollar una amplia política de alianzas, de reunir a todas las fuerzas antifascistas y no fascistas, comprendida la Democracia Cristiana y los sectores democráticos de las Fuerzas Armadas».

Independientemente de que el concepto sea adecuada para definir el carácter del régimen, su uso se masificó de manera extensiva e intensiva: la dictadura civico-militar chilena fue fascista, como fascistas también fueron quienes la apoyaron y como fascistas son quienes la defienden hoy en día. Más aún, para la izquierda suelen ser fascistas todos quienes se encuentran en la derecha extrema e, incluso a veces, también en la derecha tradicional.

En cierto sentido, el uso indiscriminado del concepto pareciera responder a lo que proponía el poema de Roque Dalton, «Consejo que ya no es necesario en ninguna parte del mundo pero que en el salvador»: «No olvides nunca / que los menos fascistas / de entre los fascistas / también son / fascistas”.

Sin embargo, pareciera que la dialéctica de la realidad político-social suele ser un tanto refractaria a las categorizaciones de urgencia o rigidizadas por su uso y abuso. De ahí las sorpresas de la izquierda, por ejemplo, ante algunos de los resultados electores ocurridos en las últimas décadas en nuestro país y en América Latina.

A inicios de los años noventa, la permanente atracción por los cajones de libros usados que se venden a precios casi irrisorios, permitieron encontrar dos textos muy luminosos a este respecto, pero que, en esos años, solo constituyeron una sospecha: La John Birch Society: una extrema derecha apacible (1970), de Les Temps Modernes  y La revolución conservadora americana (1985), de Guy Sorman.

El primero estudiaba cómo se desarrolla una extrema derecha estadounidense, íntima, de núcleos familiares, sin grandes actos, discreta pero consistente, que luchaba, por ejemplo, a favor de la Guerra de Vietnam, pero también, con la misma vehemencia, en contra del aborto.

El segundo libro se centra en explicar el triunfo electoral de Ronald Reagan que, entre otras cosas, dejó a los demócratas estadounidenses atónicos, al no apreciar que el hecho de que los republicanos no realizaran imponente marchas o concentraciones públicas no implicaba en lo absoluto que no tuviesen una política y un movimiento de masas.

La sorpresa ha regresado en estos últimos días, con más vehemencia, y con ella el uso categorial ya conocido: la palabra «fascismo» regresa con gloria y majestad. Sin embargo, lo que ahora está en desarrollo, ¿es propiamente fascismo?

La discusión no es baladí, un concepto expresa una comprensión ideológica de un fenómeno. Dicha comprensión, para realizarse en una praxis, se despliega en una dimensión política y, por último, lo política se hará concreto en la organicidad que se busque construir. Y, como lo hemos visto, si definimos como «fascismo» lo que viene, perfectamente podríamos concluir que lo que se requiere, es una respuesta similar a la dada en 1935. Pero, ¿eso es así?

Dentro de la extensísima bibliografía que se ha generado en los últimos años sobre este tema, destacan dos conceptos: post fascismo y neofascismo.

El primero es propuesto por el historiador italiano Enzo Traverso, mientras que el segundo lo desarrolla el intelectual vasco Iñaki Gil de San Vicente.

Traverso indica que existen diversos movimientos que el neoliberalismo contiene en sí mismo tanto las posibilidades como las necesidades de una administración económica represiva, sin ninguna capacidad para articular categorías como Pueblo, Nación o Estado, de ahí que tienda al despliegue de discursividades autoritarias, las cuales se evidencian orgánicamente en nuevas organizaciones de extrema derecha.

«El fascismo es la matriz de varios de estos movimientos, pero su éxito se sostiene en su capacidad de emanciparse de sus orígenes. Se oponen a la globalización sobre bases nacionalistas y proteccionistas, quieren redefinir la democracia sobre bases étnicas. Combatirlos como si ellos fueran una nueva máscara del fascismo corre el riesgo de ser completamente ineficaz. Esto puede movilizar a una parte de la izquierda, pero deja totalmente indiferente a sus electores, sectores populares, golpeados por la crisis y las políticas neoliberales. Para combatirlos, es necesario tener un proyecto alternativo, igualitario, solidario, de globalización, y repensar las bases de la democracia », sostiene Traverso.

Por su parte, Iñaki Gil de San Vicente, en su texto «33 tesis sobre el neofascismo», afirma:

«¿Ha vuelto el fascismo, entonces? Lo que entendemos generalmente por fascismo nunca se ha ido del todo. Siempre ha estado y está más o menos presente de algún modo, por lo que no necesita ‘volver’ sino en todo caso hacerse notoriamente presente, salir abiertamente a la luz como fuerza política con mayor o menor apoyo social. Incluso en los momentos demás aparente ‘paz social’ y supuesta ‘normalidad democrática’, incluso entonces el fascismo en su acepción más amplia, zumba como una avispa para recordarnos que es la reserva de fuerza contrarrevolucionaria de masas. En contextos de crisis social larga y profunda, cuando el poder del capital puede estar en peligro, fracciones de la burguesía y sectores de su Estado reactivan o impulsan al fascismo, contando con la pasividad del reformismo que se niega a movilizar a la clase obrera y al pueblo trabajador. En la mayoría inmensa de los casos el triunfo del fascismo se ha producido después de derrotas del movimiento obrero y popular, aprovechando su desmoralización, sus dudas y divisiones internas».

Evidentemente, el objetivo de estas líneas no es proponer una nueva categoría o bien adscribir a alguna de las propuestas aquí. Su intención es más humilde: solo busca problematizar el uso cotidiano, coloquial y generalizando que le damos al concepto de fascismo, en particular, como lo indicamos más atrás, porque el uso de las definiciones conceptuales en el ámbito de lo político no solo expresa un aspecto comunicacional o simbólico sino que refleja una concepción ideológica, una expresión política y una realización orgánica. Si la definición no es correcta, o es incompleta, ya se sabe cómo termina la historia: los malos ganan.

En definitiva, lo que se propone aquí es que, a partir del uso del materialismo dialéctico, se recupere el uso de categorías filosóficas de esencia y fenómeno, así como de contenido y forma. De esta manera se podría avanzar con un poco de mayor precisión y profundidad en el análisis de algunas expresiones políticas recientes, que van desde las irrupciones públicas del Movimiento Social Patriota en Chile, hasta la posibilidad de que Jair Messias Bolsonaro sea el próximo presidente de Brasil. Entre el síntoma y la evidencia, los días que corren nos hacen pensar de manera recurrente en un film alemán muy sugerente al respecto: «El huevo de la serpiente» (1977), de Ingmar Bergman. Por lo mismo, las respuestas no pueden ser reduccionistas, dogmáticas o facilistas.

Por ejemplo, a la radicalidad del discurso y las acciones de la extrema derecha, en redes sociales se responde, entre otras frases, con la difundida cita de Buenaventura Durruti: «Al fascismo no se le discute, se le destruye». Esta afirmación, transformada en consigna, disminuye su eficacia cuando se le formulan algunas preguntas: ¿dicha destrucción es material o simbólica?, ¿política o de otra índole?, ¿cómo se destruye cuando se ha transformado en movimiento de masas? Y, por cierto, la pregunta que subyace a todo esto: ¿qué se comprende, hoy en día, por «fascismo»?

Por último, pareciera que una de las problematizaciones interesantes que genera el periodo es que el desarrollo y fortalecimiento de la extrema derecha lleva nuevamente a la necesidad de incorporar una visión polemológica de la política y esto obliga a asumir tanto la realidad del enfrentamiento, como los límites y las posibilidades del mismo, particularmente cuando la acción política se despliega en el ámbito de la política institucional, es decir, en la dimensión de una legalidad que, de hecho, posibilita el avance de estas fuerzas políticas que expresan una clara radicalización, no solo del sentido común burgués, sino también de sus representaciones políticas.

Especial para SICNoticias por Ernesto Guajardo.

Foto: Detalle pintura “Guernica” de Pablo Picasso.

19 de octubre de 1912: La matanza de Forrahue, al oeste de Osorno.

forrahue

Un 19 de octubre de 1912, a eso de las 5 y media de la mañana, salió desde Osorno un contingente compuesto por unos 45 carabineros y guardianes, al mando del mayor Julio Frías, rumbo al sector denominado Forrahue, ubicado a unos 15 Km. al oeste de dicha ciudad. Junto con los funcionarios policiales iba un periodista del periódico osornino “El Progreso” (de tendencia liberal) y el preceptor judicial Guillermo Soriano encargado de fiscalizar el desalojo de un grupo de familias Mapuche, “ocupantes ilegales” de los terrenos del llamado Fundo Forrahue. Dicha orden de desalojo fue dictaminada a favor del particular Atanasio Burgos Villalobos quien, habiendo agotado todos los medios judiciales y extra-judiciales para legitimar la propiedad de los terrenos adquiridos fraudulentamente por su padre, logró obtener una sentencia judicial para expulsar a los Mapuche de las tierras que ancestralmente habían habitado.

Por esos días el Apo Ülmen Francisco Nailef, del territorio de Sragwe (jurisdicción de Rahue), se encontraba en Santiago haciendo todas las gestiones posibles con las autoridades chilenas para evitar el desalojo. Importante es mencionar que Atanasio Burgos había amenazado con sacarle la cabeza al Cacique (y patearla), si éste presentaba el caso a las autoridades de la capital chilena. Lógicamente, Nailef no se iba a dejar amedrentar por las amenazas de Burgos y, como legitima autoridad tradicional, hizo lo que tenía que hacer. Lamentablemente, las gestiones del Apo Úlmen no impidieron los trágicos sucesos posteriores… pero continuemos con los hechos.

A las siete y media de la mañana, el contingente policial llega a las casas del fundo de Atanasio Burgos. Allí esperaban 25 carretas que acarrearían las pertenencias de los desalojados. Serían esas mismas carretas las que transportarían, más tarde, los cadáveres de aquellos que dieron su vida en la defensa de la tierra.

Del fundo de Burgos salió, nuevamente, el contingente policial rumbo a la sruka de Juan Acum, la primera de 18 casas a ser desalojadas y la más grande. En el trayecto la tensión aumenta con el sonido guerrero de la trutruka, que anuncia un inminente enfrentamiento…

El mayor Frías ordena a algunos hombres adelantarse y explorar el lugar. Los exploradores informan que los inkafo (defensores) están concentrados en la casa de Acum y que el camino se encuentra bloqueado con grandes troncos. Con un par de yuntas de bueyes logran despejar el camino y acercarse a su objetivo. Frías ordena desmontar a quince hombres y disponerse en formación de tiradores.

La vivienda de Juan Acum se encontraba en el fondo de una ladera y rodeada de “barricadas” para impedir el paso de carabineros. Desgraciadamente estos dos factores facilitaron a la fuerza pública la acción de disparar sus fusiles Mauser, armas letales de gran alcance. La estrategia de defensa Mapuche fue la siguiente: fuera de la casa de Acum se encontraban algunas mujeres y niños provistos de garrotes para un enfrentamiento cuerpo a cuerpo. Era previsible que carabineros trataría de capturarlos y alejarlos de la casa sin una excesiva violencia (sin disparar). Por su parte, la mayor parte de la resistencia se parapetó dentro de la casa esperando la entrada de los efectivos policiales. En total hablamos de unos 25 weichafo (guerreras/os) dispuestos a resistir el desalojo.

Subinspector Valenzuela, oficial que participó de la Matanza
Periódico “La Aurora”, 27 de octubre de 1912, Valdivia

Según el informe del mayor Frías, leído por el Ministro del Interior el 21 de octubre de 1912 en la Cámara del Senado, los Mapunche refugiados en la casa estaban armados de “armas de fuego, otros con palos i horquetas i algunas mujeres con tiestos de agua caliente [sic]”. En el recuento de armas, posterior al desenlace fatal del desalojo, los Mapuche supuestamente tenían “cuatro escopetas, un rifle, siete cuchillos, una lanza antigua, tres machetes, dos hechonas, una hacha, un fierro largo, un martillo i cuarenta i tres garrotes [sic]”. Nos adelantamos un poco. Volvamos a la secuencia de los acontecimientos.

El mayor Frías, una vez leída la orden de desalojo, se acercó a la vivienda para ordenarles a los parapetados ocupantes que salieran del inmueble y que no se resistieran, debido a que cualquier acto de defensa sería inútil y traería fatales consecuencias. La respuesta no podía ser otra: “los indios me contestaban diciéndome que estaban todos dispuestos a morir i que ni siquiera me atreviera siquiera a atacarlos [sic]”. Así estuvo unos diez minutos hasta que dio la orden de desalojar a los “usurpadores”.

Es así como los efectivos policiales se abalanzaron sobre las mujeres y los niños que estaban fuera de la casa para retirarlos de la línea de fuego. Pero las malgen y los pichikeche, resistieron heroicamente logrando herir a algunos carabineros. Al ser detenidas algunas mujeres, salen de la casa dos wentru, los más “fornidos”. A uno de ellos, Francisco Acum, se le vinieron encima tres carabineros. Al respecto el periodista de “El Progreso” escribe: “haciendo un verdadero derroche de fuerza echó a tierra sus contrincantes, en vista de lo cual, se avalanzaron otros tres carabineros, logrando de amarrarlo después de asertarle algunos golpes en diversas partes del cuerpo [sic]”.

Según Frías y el periodista de “El Progreso”, durante la reyerta (supuestamente) se produce un disparo desde el interior de la casa que hiere en el abdomen a un sargento de carabineros de apellido Arias, en el instante preciso que recibía un garrotazo en la cabeza por parte de una malgen. No se ha podido determinar si la bala que hirió a Arias efectivamente salió de un arma disparada por algún Mapunche o fue disparada por otro carabinero en forma accidental (lo más probable). Aparte del sargento Arias, resultaron heridos otros seis carabineros por garrotazos y quemaduras con agua caliente, pero que en la balanza no representaron riesgo vital alguno.

Al ver que la resistencia Mapuche no mermaba, Frías ordena a su tropa hacer la primera descarga al interior de la vivienda. Según el mismo mayor, después de la primera descarga algunos Mapuche, armados, salen de la casa y huyen hacia el monte sin hacer fuego sobre ellos. Esto último es, por lo menos, extraño: si tenían armas para defenderse, ¿Por qué no las emplearon? ¿O es que dichas armas nunca existieron?

Guardían de Policía Blas Martínez, herido en la cabeza durante el desalojo.
Periódico “La Aurora”, 27 de octubre de 1912, Valdivia

 

Frías ordena una segunda descarga. Gritos desgarradores se escuchan desde el interior de la vivienda. No obstante aquello, es probablemente que hubiera una tercera descarga, tal como afirmaron algunos testigos. Queda en evidencia que el procedimiento realizado por carabineros no corresponde a un desalojo. Lo que aconteció esa mañana fue una inmisericorde ejecución.

Una vez que cesaron los disparos, carabineros hace ingreso a la sruka de Acum. El periodista de “El Progreso” relata:

Sobre aquel sinnúmero de cadáveres y heridos, que habían quedado tendidos en el suelo, lograron después reducirlos, comprobándose que algunos de ellos estaban heridos y, sin embargo luchaban.

La bravura de los indios, es verdaderamente innarrable, pues si una gota de sangre les queda en sus venas, la pierden defendiendo su causa.

El cuadro que presentaba la habitación, repleta de muertos y heridos era desgarrador, horroroso.

La sangre, humeante, aun corría por todas partes”.

Frías también destacó la valentía Mapuche en la defensa de su tierra, en declaraciones al periódico santiaguino “La Unión” (ligado al partido Conservador), el 30 de octubre de 1912, afirmó:

Y la bravura de la mujer indígena es más grande aún que la de los indios. Hasta los niños! En vez de asustarse de las balas, miraban todo con la mayor impasividad… Ninguno se rindió! Qué raza!

Una descendiente de un testigo cuenta:

Y un viejito Acum estaba escondido en un hoyo de esa casa. Llegaron, dispararon, los mataron. Este viejito se estaba haciendo el muerto y de repente entra un teniente a taparlo, a darle un puntapié y el viejito se levanta con su palo y le planta un palo al teniente. Y en eso el teniente le mete como cuatro o cinco tiros, lo dejó allí mismo al pobrecito”.

Pasado el mediodía carabineros conducía en carreta a los muertos, heridos y prisioneros hacia la casa del usurpador Burgos, donde los heridos habrían recibido las primeras atenciones médicas. Siguieron más desalojos en las casas vecinas sin mayor resistencia por parte de los, una vez más, humillados y pisoteados Mapuche. A eso de las dos y media, la tropa vuelve a Osorno con ocho carretas que llevan prisioneros, heridos, muertos y el dolor de un Pueblo.

Bala encontrada en la casa de Juan Acum, lugar en el que se produjo la ejecución
Diario “La Unión”, 31 de octubre de 1912, Santiago

Como consecuencia del brutal desalojo, oficialmente se habló de 13 asesinados. Sin embargo, contrastando con informaciones de prensa, serían al menos 15 mapunche a los que se les arrebató la vida: 8 mujeres y 7 hombres. Entre estos quince inkafo se encontraba un niño de tan sólo 11 años y tres mujeres embarazadas que sumarían tres vidas más. No olvidemos a, al menos, 10 hermanos mapunche que resultaron heridos en este acto de barbarie.

Me detengo aquí, un momento, para hacer la siguiente pregunta ¿Es sustancialmente distinto el procedimiento irracional, brutal e inhumano empleado por las fuerzas policiales en el desalojo descrito con el procedimiento utilizado actualmente en los sistemáticos allanamientos a comunidades como Temucuicui?

Respecto al número de disparos efectuados aquel 19 de octubre, el Fiscal Militar a cargo de la investigación determinó que se efectuaron de 20 a 25. Sin embargo, tan solo los heridos tenían 24 heridas de bala sin considerar a los 15 mapunche ejecutados extrajudicialmente. Un periodista del diario santiaguino “La Unión” que visitó Forrahue, con dirigentes de la Sociedad Caupolican (que tuvo una postura vergonzosa frente a los hechos acaecidos), contabilizó un mínimo de 60 disparos. En la edición del 21 de octubre de 1912 del periódico “La Unión” se lee:

Las tablas de la cocina o pieza común donde se concentraron los indios han sido desprendidas o macheteadas en los puntos donde dieron los disparos, precaución tomada por los carabineros para borrar las huellas, según dijeron los indios”.

(Como el lector podrá darse cuenta, por suerte las fuerzas armadas y de orden de Chile históricamente han sido tan incompetentes que al momento de borrar los indicios de las innumerables atrocidades que han cometido, siempre dejan más certezas de su actuación.)

De derecha a izquierda: Jorge Hernández, tesorero de la Sociedad Caupolicán, Antonio Neculman, presidente de la Sociedad Caupolicán, señalado con una cruz, Apo Ülmen Francisco Nailef de Rahue, señalado con dos cruces, y Belisario Gálvez, redactor del diario “La Unión” quien aparece con tres cruces.
Diario “La Unión”, 31 de octubre de 1912, Santiago

 

Ahondar en los detalles posteriores y las consecuencias de lo que la historia ha llamado “La Matanza de Forrahue” es tarea del lector de estas humildes líneas. Me contento con centrarnos en el ejemplo de valor, resistencia y dignidad de los hermanos y hermanas heridos y asesinados por defender el legado de nuestros ancestros: la tierra. No pretendo hacer de esta humillante y triste derrota una épica y magnánima victoria, como lo ha hecho la historia chilena con el hundimiento de la Esmeralda y la muerte de Arturo Prat. Una derrota es una derrota. Y punto. Claro está, que hay un abismal diferencia entre ser derrotado con la frente en alto y dejarse derrotar. Pero tampoco nos vayamos a los extremos. Si bien el Pueblo-Nación Mapuche ha sido derrotado en muchas ocasiones y de muchas maneras, aún estamos vivos y tenemos muchas batallas que ganar: recuperar nuestra antigua religión, recuperar nuestro territorio ancestral y el respeto por nuestros mayores, hablar nuestro idioma, recuperar el equilibrio biológico de la Ñuke Mapu (los Pueblos Originarios somos la salvación de este planeta y la alternativa al modelo económico, social y cultural imperante), derribar los actuales conceptos de “desarrollo”, “progreso” y “crecimiento”, recuperar un estilo de vida más sano, fortalecer la familia, revitalizar el diálogo y el contacto interpersonal, recuperar la alimentación sana que teníamos, realizar más actividad física, reaprender a disfrutar de las cosas simples, y… que sé yo.

De todas las batallas que nos quedan, tenemos que empezar por la más difícil: por la interna, la del día a día. Creo que cada mapunche está consciente de “esa” lucha interior que tiene que ganar, así que nada más diré (escribiré) al respecto.

No debemos olvidar ejemplos de lucha y dignidad como el de los peñi y lamuen ejecutados en Forrahue, cuyos cadáveres aún no sabemos dónde están, o el del weche Alex Lemun Saavedra, también ejecutado extrajudicialmente por carabineros de Chile teniendo sólo 17 años de edad.

No debemos parar en la búsqueda de justicia.

El parte de lo sucedido, la versión del Mayor Frías.

«Osorno, 2º de octubre de 1912.- Señor Ministro del Interior.- Santiago.- En este momento mayor Frias, jefe sesto grupo Carabineros, me pasa el siguiente parte:

“Tengo el sentimiento de poner en conocimiento de US. los hechos ocurridos hoi con motivo del embargo en lanzamiento decretado por el Juzgado de esta ciudad contra los ocupantes de hijuelas de propiedad de don Atanasio Búrgos.

A las 6 A.M. me trasladé con tropa de carabineros i policía, en número de cuarenta i cinco hombres, acompañado del señor Ministro de fe, don G. Soriano, al lugar donde debíamos practicar el lanzamiento.

Al llegar, algunas cuadras ántes, se dejó sentir en las alturas ocupadas por los indios, toques de un instrumento que éstos usan para reunir su jente i por las esploraciones que hice practicar, me cercioré de que estaban reunidos en actitud hostil en la posesión del indíjena Juan Acun, no siendo posible acercarme a caballo por las cercas i palizadas puestas delante de las casas.

 

Dispuse que desmontasen diez hombres de carabineros i cinco de la policía, i con ellos i los oficiales, capitan Vío, alférez Rosas i subinspector Valenzuela, avancé resueltamente saltando la palizada hasta el patio delantero de la casa; ahí pude ver que ésta estaba llena de indios i mujeres, todos armados. Unos con armas de fuego, otros con palos i horquetas i algunas mujeres con tiestos de agua caliente. Con la tropa en actitud de repeler cualquier ataque, procedió el Ministro de fe a darle lectura nuevamente a la órden; la que fué recibida con gritos i amenazas. A mi me vez, les hablé en el sentido de que debian someterse a cumplimiento de la órden; que era inútil que se resistieran, que se fijaran en la consecuencia, que estaba dispuesto a repeler con toda enerjía cualquier ataque que me hicieran, etc. Hablé por espacio de diez minutos, agotando todos los medios prudentes. Los indios siempre me contestaban diciéndome que estaban todos dispuestos a morir i que me atreviera si quieria a atacarlos.

En vista de esta actitud, i como había al lado afuera algunos indios, dispuse que parte de mi tropa les fuera encima para tomarles; pero se resistieron tan tenazmente, agrediendo a la tropa a garrotazos, arrojando agua caliente i disparando armas de fuego del interior de la casa, i viendo que caía el primero Pascual Segundo Arias, de carabineros, i un guardian de la policía, ordené, entonces, disparar contra los agresores i al mismo tiempo asaltar la casa por el frente i sus costados. Despues de quince a veinte disparos, ordené cesar el fuego i pude ver a muchos que huían por detrás de la casa hácia el monte, mui tupido en esa parte, con sus armas.

Ya dominados los indios, entramos al interior i pudimos ver, desgraciadamente, los estragos ocasionados por la resistencia i el ataque. Cayeron heridos de los nuestros, los siguientes: sargento primero Pascual Segundo Arias, con un balazo en el vientre i heridas graves en la cabeza; sargento segundo Luis A. Cártes; cabo primero José S. Acevedo i carabinero Manuel Ortega, con contusiones e el cuerpo i quemaduras con agua caliente.

De la policía: guardian segundo Tomás Olate, contusiones en un pié; guardianes terceros Blas Martínez, herido en la frente, i Pedro Avila, con contusiones en el cuerpo i quemaduras con agua caliente.

De parte de los agresores los indígenas: José del C. Quinao, Juan Treumun, Juan Fermil Llaitul, cabecilla Francisco Acun, José del Cármen Marrian, Florentin Panguinao, Juan Acun i Candelaria Colil; estos dos últimos fallecieron en el hospital. Muertos: Antonio i Francisco Treemun, José M. Panguinao, Tránsito Quintul, Antonio Lilian, Antonio Panguinao, armado con carabina Máuser, fué multado por el Juzgado el 16 de octubre del presente año por ebriedad i cometer desórden en la Gobernacion; Candelaria Panguinao, Cármen Panguinao, Anjela Ranque, Carolina Guamai i Cármen Haitul.

Se tomaron presos a los indígenas: Estéban i Florentin Llaitul, Pedro José Acun, José Antonio Quintul, Toribio Mario, María Suilitraro i Francisco Acun.

Procedí en seguida a recoger los heridos i muertos, acondicionándolos lo mejor que se pudo en carretas, para ser trasladados a esta ciudad i con la tropa continué avanzando hácia las demás posesiones que creía tambien harian resistencia; pero, felizmente, no hubo para qué emplear la fuerza, pues ya habían huido, dejando solo algunas mujeres que dócilmente estaban dispuestas a desocupar sus posesiones.

Se alcanzó a notificar a ocho vivientes, quedando para mañana el resto.

En prevision de cualquier nuevo ataque, dejé quince carabineros, al mando de un oficial, para ausiliar i protejer a los desocupantes.

Las armas que le fueron quitadas a los indios son las siguientes: cuatro escopetas, un rifle, siete cuchillos, una lanza antigua, tres machetes, dos hechonas, una hacha, un fierro largo, un martillo i cuarenta i tres garrotes.

Los heridos fueron trasladados al hospital i los muertos i reos al cuartel de policía.

Esta es la relacion exacta de lo ocurrido, i que en cumplimiento de mi deber, pongo en conocimiento de US. Creo mi deber comunicar a usted, lamentando lo anterior, que ha sido inevitable.

Actualmente todo está tranquilo i la opinion pública i la prensa sienten lo sucedido, pero dan razon a los carabineros, porque no ha podido procederse en otra forma en vista de los ataques i del número de los amotinados.

Juez letrado instruye correspondiente sumario.- Fuschlocher.»”.

FUENTES:

https://millalikan.blogspot.com/2008/10/forrahue-96-aos-de-la-matanza.html

http://archivo.futawillimapu.org/2015/10/19/matanza-de-forrahue-la-version-del-mayor-julio-frias/

Por el medio ambiente y la cultura comunitaria el Teatro y las artes inundarán los cerros de Viña del Mar

afiche
Centro Cultural La Mandrágora se prepara para la realización del XIV Encuentro Internacional de Teatro Achupallas “Cerros de Culturas” ETACC 2018.
Desde el 24 de octubre hasta el 3 de noviembre, en la parte alta de la ciudad.
El Centro Cultural y Colectivo Teatral “La Mandrágora” se encuentra afinando los últimos preparativos para celebrar la décimo cuarta versión del Encuentro Internacional de Teatro Achupallas “Cerros de Culturas” ETACC 2018, el que se desarrollará entre el 24 de Octubre y el 03 de Noviembre. En esta versión contará con la participación de exponentes nacionales e internacionales provenientes de Argentina, Perú, Colombia, Brasil y Chile. Con más de 28 Presentaciones Teatrales, Talleres, exposiciones y muestras artistas que involucran las artes escénicas, visuales, musicales y el arte comunitario que florece en los cerros de Viña del Mar.
Del Evento.
Este encuentro de Teatro, se destaca por ser un referente del arte teatral chileno y por ser uno de los eventos teatrales más grande de la región de Valparaíso, su financiamiento está en base a la autogestión, en donde gracias a la ayuda de vecinos y voluntarios que trabajan día a día para la realización del encuentro.
Esto genera un compromiso real de vinculación de las artes escénicas con el territorio, transformando los espacios públicos en espacios de interacción social con la población, es un evento autogestionado, es decir, el ETACC no cuenta con ningún apoyo económico, ni público ni privado, por lo que  Asimismo, tiene un carácter gratuito y abierto para la comunidad.  Desde el año 2005 se realiza en los cerros de Viña del Mar el Encuentro de Teatro Achupallas “Cerros de Cultura” ETACC, el que a partir de su tercera versión toma un carácter internacional.
Este evento tiene un fuerte carácter social, ya que contribuye al desarrollo integral por medio de la expresión artística y corporal de los vecinos y vecinas, y por la ecología de saberes entre diversas compañías de teatro y organizaciones culturales. De este modo, las compañías participantes se alojan en casa de vecinos, generando un lazo afectivo que permite un verdadero intercambio cultural entre representantes de diversas localidades y naciones con vecinos y pobladores de la comunidad.
Este encuentro es producido por personas provenientes de diversas áreas de nuestra sociedad, donde podemos encontrar trabajadores, pobladores, profesionales y estudiantes, y la colaboración permanente de vecinos, jóvenes, niños y familias de la comunidad quienes ejecutan diferentes labores en la producción del evento.
La diversidad de funciones teatrales van desde performance, teatro callejero, teatro de sala, comedia, drama, danza teatro, teatro físico, circo-teatro, teatro infantil y familiar, entre otras áreas de este arte.  Además, la programación contempla la intervención artística en Escuelas del sector, exposiciones de artistas visuales, talleres, conversatorios, recitales, veladas artísticas y el gran Carnaval Callejero.
Los espacios en los que se interviene son: Sedes de organizaciones sociales, escuelas, jardines infantiles, ferias, plazas, calles, entre otros espacios alternativos que reemplazan el lugar de las inexistentes salas de artes en nuestro territorio. De esta manera, estos espacios se adaptan para recibir a las compañías con sus trabajos y a un público cautivante y participativo en el desarrollo del evento.
Carnaval Callejero.
carnaval (1)
El día Sábado 27 de Noviembre se llevará a cabo el  14º Carnaval Callejero de Achupallas entre las 17:00 y las 19:00 hrs. el que pretende recuperar la calle como un espacio propio con historia de encuentros y aprendizajes.
El punto de partida será desde la Plaza de las Culturas, detrás de la copa de agua, en la parte alta del campamento Manuel Bustos en el Sector de Achupallas y culminará en la junta de vecinos Angamos donde finalizara con un gran Show Artístico que tendrá en escena la participación de bandas locales, nacionales e internacionales.
Invitamos cordialmente a todos/as los/as vecinos/as del sector, visitantes, artistas, voluntarios, compañías, colectivos, organizaciones sociales, grupos de artes escénicas y medios de comunicación alternativa a compartir un espacio de creación y la oportunidad de reivindicar el arte y la cultura popular en plena época primaveral.
Para más información contactar a Francisco Rojo (+56 9 5689 1675) o Ramón Martínez (+56 9 9320 1821).

Trabajadoras/es del Ministerio de Las Culturas responden a ministro Moreno por dichos sobre feminismo.

Captura de pantalla 2018-06-01 a la(s) 18.07.56

COMUNICADO PÚBLICO DE LA ASOCIACIÓN NACIONAL DE FUNCIONARIOS Y FUNCIONARIAS DEL MINISTERIO DE LAS CULTURAS, LAS ARTES Y EL PATRIMONIO –AFUCAP-

Ante los dichos del Ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno en el programa CNN Íntimo, las funcionarias y funcionarios del MinCAP, asociados en AFUCAP, decimos:

1.- Lamentamos la contradicción y falta de conocimiento que la autoridad de gobierno devela en la entrevista respecto de lo que entiende como feminismo. El feminismo es una construcción de pensamiento y acción critica, que ha sido fundamento para largas e intensas luchas sociales y políticas, desde distintas esferas, para la  igualdad entre hombres y mujeres.

2.- Las declaraciones del Ministro Moreno, lejos de identificarlo como una persona feminista, lo que hace es asentarlo como hombre, que desde su posición de poder, refuerza los estereotipos de género, sustentando su postura desde la heteronorma.

3.- Entendemos que el mecanismo principal del patriarcado es funcionar en la lógica que las “mujeres sienten” y los “hombres piensan”. El Ministro registra a las mujeres en el desvalorado terreno de la emocionalidad, que los hombres, de acuerdo a sus declaraciones,  tienen poco desarrollado, asunto que pareciera no ser problema en tanto la función del poder, el pensar y el decidir sobre la otredad, como parte del terreno del razonamiento, es donde los hombres instalan su espacio de poder.

4.- El Ministro cae en el oportunismo que hemos ido observando en diferentes autoridades de gobierno que, de a poco, asumen un concepto que desconocen y que forzosamente utilizan desprovisto de sentido y significado.

No es aceptable que una autoridad pública, política y mucho menos desde el rol de servidor público, descuide sus declaraciones públicas y deslice frases como las del Ministro Moreno. No ayuda, no favorece al trato de respeto en igualdad que demandamos las mujeres desde todos los espacios, como lo hacemos ahora desde el espacio público.

Lamentamos las declaraciones del Ministro Moreno y esperamos no representen las políticas del Ministerio de Desarrollo Social que dirige, lo invitamos a interiorizarse en materias de derechos e igualdad de oportunidades y continuar la línea de avance en materias de  no discriminación que el Estado Chileno ha impulsado los últimos años, a través de diversas políticas públicas en la materia.

Denuncian acoso policial a líderes de movimiento medioambiental de Quintero

quintero foto

 

Voceros de las organizaciones que se han manifestado a causa del desastre medioambiental en Quintero-Puchuncaví denunciaron, a través de las redes sociales, que se han intensificado las acciones de amedrentamiento de las fuerzas policiales en contra de los líderes del movimiento.

“Integrantes de nuestra organización, Jorge Salazar vocero de Accion EcoSocial Quintero y Melinka Olate ex Presidenta de la Federacion de Estudiantes de la Upla periodos 2017— 2018, les hicieron Control de Identidad a pocas cuadras de su casa.

El hostigamiento ya es recurrente, hace dos noches seguridad ciudadana y carabineros se ha pasado lentamente deteniéndose, unos segundos, afuera de la casa de nuestros activistas antes mencionados.

¿Cuáles son los motivos para que se ejerza este tipo de acciones? ¡Ninguno! Esto es amedrentamiento y persecución contra quienes en nuestra comuna son parte de un movimiento que solo exige el derecho a vivir, a respirar un aire limpio, a vivir en un medioambiente libre de contaminación, nada más y nada menos.

¡No han sido los unicos que han sido victimas de este tipo de acciones, llamamos a denunciarlos de forma pública para que el país sepa lo que esta pasando! “