Asamblea Fenpruss reafirma candidaturas y programa para Convención Constitucional

 

asamblea fenpruss

La asamblea también ratificó el apoyo las tres candidaturas Fenpruss que lograron llegar a la papeleta: Marjorie Vásquez (Distrito 1), Pavel Guiñez (Distrito 20) y Aurora Delgado (Distrito 24). Asimismo, se lamentó que la escasa voluntad de los partidos para ceder espacios a representantes del mundo social haya terminado por dejar fuera de la elección a Gabriela Farías y Alex Manosalva.

 

Este 14 de enero Fenpruss realizó su primera Asamblea Nacional Extraordinaria del 2021, en la cual cientos de dirigentas y dirigentes de todo el país se reunieron vía Zoom para analizar el escenario político nacional una vez que el panorama de candidaturas a la Convención Constitucional ya ha quedado casi completamente claro.

Así, el espacio discutió y resolvió lineamientos programáticos y estratégicos para incidir en el debate constitucional que viene, levantando las propuestas contenidas en el libro “La Salud que Soñamos es Posible” y comprometiendo tanto a las y los candidatos como a quienes resulten finalmente electos/as con los principios de una salud pública, digna, gratuita, universal y con derechos laborales.

La asamblea también ratificó el apoyo las tres candidaturas Fenpruss que lograron llegar a la papeleta: Marjorie Vásquez (Distrito 1), Pavel Guiñez (Distrito 20) y Aurora Delgado (Distrito 24). Asimismo, se lamentó que la escasa voluntad de los partidos para ceder espacios a representantes del mundo social haya terminado por dejar fuera de la elección a Gabriela Farías y Alex Manosalva.

Aldo Santibáñez, presidente nacional Fenpruss, valoró la instancia e hizo hincapié en las ideas que la organización va a aportar en defensa de la salud pública: “Tenemos el orgullo de presentar propuestas que no han sido desarrolladas a causa de esta coyuntura, sino que son fruto de reflexiones que hemos dado durante años junto a distintos actores políticos, académicos y de la salud. Hace mucho tiempo planteamos la necesidad de que la salud debe ser reconocida como derecho constitucional, y por eso hemos participado de este proceso desde su origen”, indicó.

“Hoy llevaremos las propuestas adelante a través de nuestras candidaturas pero también con el trabajo que nuestras bases van a realizar comprometiendo a otros candidatos y candidatas para que impulsen el derecho a la salud y otras ideas por un nuevo Chile. Para eso tendremos una carta de compromiso que haremos llegar a las candidaturas para que firmen y así avanzar en asegurar una nueva Constitución realmente transformadora”, agregó.

De la asamblea nacional emanó una declaración pública que puede ser leída aquí.

FUENTE: http://www.fenpruss.cl

Editorial Pueblo Unido publica ¿Qué hiciste para el 73? Memorias de un conscripto comunista 1973-1975 de Víctor Rivera

foto victor libro

¿Qué hiciste para el 73?

Memorias de un conscripto comunista 1973-1975

*Víctor Rivera

El agitado año de 1973 anunciaba un tiempo de definiciones, tanto de los partidos que trabajaban por el proyecto de la Unidad Popular en el gobierno, como el de la oposición política que era acicateada desde el imperialismo estadounidense para ponerle fin a la experiencia socialista chilena a través de una ruptura violenta de la institucionalidad democrática.

En ese escenario, el rol de las Fuerzas Armadas y por ende la violencia política era vital y todos ponían su atención en lo que sucedía al interior de los cuarteles. El ideólogo de la derecha Jaime Guzmán ya anunciaba en un programa televisivo que eran las Fuerzas Armadas las que debían dirimir el conflicto político, y la Consigna como No a la Guerra Civil era un claro ejemplo del ambiente y de las opciones de fuerza que aparecían como camino ineludible.

Los partidos de la Unidad Popular esbozaban políticas de acercamiento a las Fuerzas Armadas, y entre esas la de incorporar sistemáticamente a sus militantes a través del servicio militar o de las propias escuelas matrices, como una forma de trabajo político-ideológico que las vinculara con el gran proyecto transformador popular.

Las memorias de Víctor Rivera nos hablan de ese momento, de esas decisiones, del impacto que produjo al interior de un cuartel el Golpe Militar, los días posteriores y las tareas de custodios de la ciudad y de un campo de prisioneros.

Estos recuerdos construyen una trama muy relevante entre el rescate de la memoria y la acción política, porque se evidencian las decisiones partidarias, el compromiso de los militantes, el ambiente al interior de los cuarteles, pero también rebelan la precariedad de la implementación de una resolución que tenía por objetivo producir un altísimo impacto y donde en parte importante también se jugaba el futuro de un sueño y una aspiración popular.

La incorporación de militantes de izquierda en las fuerzas armadas y el trabajo político con ellas fue una tarea incompleta e inconclusa teórica y prácticamente, que deja abierta varias interrogantes sobre la real comprensión sociológica y política que se tiene sobre la institución militar, que más allá de las declaraciones propias de la élite sobre su abstracción ideológica, siguen siendo un sujeto activo en la configuración estatal y la hegemonía conservadora.

La presentación pública de la obra de Víctor Rivera se realizará el jueves 21 de enero, a las 20 horas a través de la plataforma virtual de SICNoticias mediante una transmisión online en la que participarán el propio autor, quien estará acompañado de Leila Nash, Mauricio Weibel y Carlos Gutiérrez de la Editorial Pueblo unido.

Ediciones Pueblo Unido

Colección Memoria y Política

Santiago de Chile, 2020

252 pág.

(contacto a través del correo: edicionespueblounido@gmail.com)

—————-

*Víctor Rivera, casado con cuatro hijos, nació en Valdivia en 1954. Hijo de un obrero molinero y madre dueña de casa, fue el cuarto hijo de una familia numerosa, llegando a tener nueve hermanos. A temprana edad su familia se traslada a Santiago.

Sus primeros años los vivió en la comuna de San Miguel, estudió la primaria en diferentes colegios del sector y la enseñanza media la realizó en el liceo N°6 Andrés Bello, donde no alcanzó a terminar, llegando solo a tercero medio.

En los años de la Unidad Popular, Víctor se dedicó por entero a esa causa desde las Juventudes Comunistas de Chile, organización a la que ingresó a fines de 1969.

A fines de abril de 1973 parte a realizar su servicio militar, hecho que marcó su vida y que es el tema central de este libro. En los años de la Dictadura vivió la clandestinidad tanto en la juventud como en el Partido Comunista.

El retorno a la democracia fue marcado por su retiro de la actividad política y el comienzo de una nueva etapa, la que culmina con el término de su vida laboral y el comienzo de su afición por la literatura.