Archivo de la categoría: Cultura

COMUNICADO: La Sociedad de Escritores y Escritoras de Chile ante el fascismo.

SECH

La Sociedad de Escritores y Escritoras de Chile manifiesta su profunda preocupación ante el avance político del fascismo en el territorio y la amplia vitrina y cobertura otorgada a los históricos líderes nazi en la uniforme prensa nacional, que hoy se expresan en la arremetida electoral de José Antonio Kast, un personaje que, burla las disposiciones de la justicia, ampara en forma explícita a los más perversos sicópatas que perpetraron horrendos crímenes de lesa humanidad y a los cuales promete total impunidad; que celebra las aberraciones infames de la dictadura militar, y que anuncia en su programa el mayor retroceso de las últimas décadas en materia de derechos sociales y económicos, salud y pensiones, y de género contra la mujer, en particular. Ante ello, queremos recordar que la Casa del Escritor ha estado desde su fundación hace 90 años, estrechamente ligada a los procesos democráticos y a la más amplia libertad, y ha sido bastión de lucha cada vez que los tiempos históricos lo exigieron para salir en defensa de nuestro pueblo, de los derechos humanos y de la democracia.

Cuando nuestro gremio cumple 90 años de existencia, nos corresponde una vez más salir en defensa de la vida, de la cultura de la vida, de la esperanza de un pueblo que ha sido arrojado a la deriva de un sistema capitalista salvaje, excluido de una formación humana y pedagógica, que lo limita e impide crear espacios democráticos donde volcar su creatividad y energías.

Por todo ello hacemos un llamado a las y los escritores de nuestro país a volcar todos nuestros esfuerzos para salir en defensa de la democracia, orientando desde nuestro rol social, desde la palabra escrita y poética, aportando ideas y espíritu democrático a nuestro pueblo en estos tiempos de barbarie, sorteando así el cerco comunicacional de los medios hegemónicos de desinformación y tergiversación que sostienen al sistema, que impiden la libre y democrática circulación de ideas, el pensamiento crítico, fundamental para analizar y comprender las circunstancias históricas en las que nos encontramos atrapados.

Por todo ello llamamos a nuestro pueblo a rechazar las intentonas de resucitar el fascismo y sus representantes, que sus ridículas, trasnochadas y añejas campañas del terror no toquen nuestro espíritu, porque ese miedo que quisieran inocular en Usted, es otra de sus maniobras y manipulaciones. Nuestras ideas, nuestros programas son de esperanza y de paz, de soluciones ciertas a la marginación y a los bajos salarios, de soluciones ciertas a las pensiones de miedo, a una educación discriminatoria por una educación gratuita y de calidad, a una salud digna y en paz y en armonía.

Con el ejemplo de Gabriela Mistral y Pablo Neruda, nuestros nobeles, cantando a la vida con Violeta Parra, y Carlos Pezoa Véliz, Baldomero Lillo, Manuel Rojas, Carlos Droguett, Isidora Aguirre, Nicomedes Guzmán, Marta Brunet, María Luisa Bombal, Francisco Coloane y tantas y tantos otros que instalaron la belleza de lo humano en el centro de su poesía, en un diálogo con Chile y sus pueblos, y entregaron reflexión y dignidad a través de su obra. Que su memoria y su obra, sea el antídoto al fascismo y a la cultura de la muerte que cada tanto se apropia y enseñorea como la dictadura pinochetista en nuestra tierra.

Hoy, cuando ganamos el derecho a una nueva Constitución, es vital otorgarle a ésta un gobierno afín a los imaginarios sociales de nuestro pueblo, para recuperar efectivamente la dignidad con una Constitución hecha palabra y texto, que nuestra rica tradición cultural se asiente sin ceder espacio a políticas mercantilistas utilitarias que denigran al hombre en vez de ubicarlo en el centro de sus desvelos y objetivos.

Como escritores y escritoras comprometidos con Chile y su historia, llamamos a mantenernos alertas y a trabajar duramente para detener el peligroso avance del fascismo militante.

Directorio Nacional Sociedad de Escritores de Chile

Santiago, 23 de noviembre de 2021.

Qué difícil es ser artista en Chile. Por *Sergio Veas Muñoz, Cantor Popular.

sergio

Qué difícil es ser artista en Chile, de cualquier arte, en cualquier ámbito o clase de la sociedad.

Violeta Parra se mató entre muchas cosas por no haber sido jamás comprendida. A Víctor Jara lo asesinaron simplemente por ser él. Tenemos historias de «poetas malditos», «pintores malditos», etc.

Huidobro se tuvo que ir a Europa para que le creyeran, Mistral nunca encajó.

A las actrices y actores la Dictadura les dio como caja (como a todo el país en realidad)

Si haces folclor te miran para abajo.

Si quieres ser artista callejero, te desprecian y no te aceptan (y ahora te matan)

Es casi impensado vivir de cualquier tipo de expresión artística y debes soportar toda la incomprensión incluso de tus más cercanos.

No hay espacios y los pocos que hay o son para una élite o son absolutamente inaccesibles para los más nuevos o los que no son «famosos».

Cada uno debe rascarse con sus propias manos y no hay mucho espíritu gremial, no existe una GRAN institución DE los artistas.

Los medios de comunicación al estar o en manos de consorcios extranjeros o en manos del poder económico no apoya, al contrario discriminan y desincentivan.

Qué difícil es ser artista en Chile.

Aun así, somos, y aunque les duela lo más profundo, un país de artistas, de cantor@s, de teatro, de poetas, de pintor@s, de artesan@s, de gente que sueña con crear, que vive por crear, entre otras cosas, un Chile mejor.

*Sergio Veas Muñoz, es integrante del BAFONA y Cantor Popular, dirige el grupo rancagüino Los Palmeros, es autor y compositor. Por esto último ganó el Pandero de Oro, entregado por la SCF y Cuecapp, y ha creado temas para relevantes conjuntos folclóricos, ya sea cuequeros u otros. Asimismo ha ganado festivales como Olmué y Brotes de Chile. Es gestor del Día del Cuequero a nivel nacional.

MAURICIO REDOLÉS: ¿Cuántos crímenes más debe cometer Carabineros para que el Estado comprenda que esta policía es un verdadero “enemigo interno”

redo

CARABINERO NO RIMA CON ARTE CALLEJERO

Mauricio Redolés.

Como un deja-vou de las imágenes de lo ocurrido en las puertas del Teatro Municipal de Santiago el lejano 24 de septiembre de 1987 cuando el carabinero Orlando Tomás Sotomayor Zuñiga baleó en la cabeza a la joven pianista María Paz Santibáñez Viani, en una jornada de protesta contra el rector de la Universidad de Chile José Luis Federici designado por Pinochet, hoy podemos ver las imágenes de otro carabinero baleando a otro joven artista. Esta vez un 5 de febrero del 2021 en una esquina de la Plaza de Armas de Panguipulli. Esta vez, a diferencia de lo que pasó con la pianista, el joven malabarista Francisco Martínez Romero murió rodeado de sus sables de juguete y el estupor de los habitantes de ese pueblo.

Tal como en el caso de la pianista María Paz Santibáñez, en que estando herida de un balazo en la cabeza fue detenida y se dijo por las autoridades de la dictadura que ella había atacado al carabinero, hecho que fue desmentido gracias a que el vil ataque del uniformado había sido grabado en video por el medio informativo Teleanálisis, lo que permitió que el carabinero fuese acusado de cuasidelito de lesiones y “condenado” por la justicia militar (juez y parte) a la “enorme y durísima” pena de 61 días de firma y continuó en el servicio. Así mismo en esta nueva dictadura, disfrazada de “democracia” Carabineros defiende el actuar del uniformado que dio muerte al malabarista de Panguipulli señalando que fue en “legítima defensa propia” (declaración del teniente coronel Boris Alegría).

Este crimen, junto a cientos de otros crímenes cometidos por Carabineros y que no reciben el castigo adecuado por ser procesados por la así llamada “justicia militar” solo, deshonran y agravian nuestra dignidad como país. Esto sin considerar la “mano blanda” de Carabineros producto de su cobardía para enfrentar a las bandas de narcotraficantes y las mafias de camioneros entre otros privilegiados de este país que posee una policía uniformada carente de dignidad, ensuciándonos a todos y a todas con su proceder que debiera hace tiempo estar en el basural de la historia.

Coincido plenamente con el abogado Jaime Bassa quien llama a “disolver Carabineros de Chile y construir una nueva fuerza policial que respete nuestras garantías y derechos básicos”. No coincido con llamar a una “refundación de Carabineros”, porque quedará la impronta de una policía que más ha dañado al país que otra cosa. No es “Refundación” lo que hay que exigir, sino una “Disolución de Carabineros”, para empezar desde cero y terminar con este cuerpo policial, as del latrocinio y del abuso de los habitantes más humildes de este país, como el crimen de la joven obrera Ramona Parra asesinada el 28 de enero de 1946, como el crimen del profesor Manuel Guerrero Ceballos asesinado el 30 de marzo de 1985, como el crimen del joven mapuche Camilo Catrillanca, asesinado el 14 de noviembre del 2018, como el crimen del joven artista Francisco Martínez Romero asesinado el 5 de febrero del 2021, entre cientos de chilenos y chilenas asesinados por Carabineros. ¿Cuántos crímenes más debe cometer Carabineros de Chile para que el Estado chileno comprenda que esta policía uniformada es un verdadero “enemigo interno” que lleva a que miles de personas tengan el deseo legítimo de incendiar el país? Por lo menos en Panguipulli a esta hora de la madrugada del 6 de febrero del 2021 cientos de jóvenes ya lo están haciendo. Esto no da para más. Hace tiempo que no da para más.

Título principal SICNoticias.

Fuente: https://www.facebook.com/MauricioRedolesBustos/?ref=page_internal

Editorial Pueblo Unido publica ¿Qué hiciste para el 73? Memorias de un conscripto comunista 1973-1975 de Víctor Rivera

foto victor libro

¿Qué hiciste para el 73?

Memorias de un conscripto comunista 1973-1975

*Víctor Rivera

El agitado año de 1973 anunciaba un tiempo de definiciones, tanto de los partidos que trabajaban por el proyecto de la Unidad Popular en el gobierno, como el de la oposición política que era acicateada desde el imperialismo estadounidense para ponerle fin a la experiencia socialista chilena a través de una ruptura violenta de la institucionalidad democrática.

En ese escenario, el rol de las Fuerzas Armadas y por ende la violencia política era vital y todos ponían su atención en lo que sucedía al interior de los cuarteles. El ideólogo de la derecha Jaime Guzmán ya anunciaba en un programa televisivo que eran las Fuerzas Armadas las que debían dirimir el conflicto político, y la Consigna como No a la Guerra Civil era un claro ejemplo del ambiente y de las opciones de fuerza que aparecían como camino ineludible.

Los partidos de la Unidad Popular esbozaban políticas de acercamiento a las Fuerzas Armadas, y entre esas la de incorporar sistemáticamente a sus militantes a través del servicio militar o de las propias escuelas matrices, como una forma de trabajo político-ideológico que las vinculara con el gran proyecto transformador popular.

Las memorias de Víctor Rivera nos hablan de ese momento, de esas decisiones, del impacto que produjo al interior de un cuartel el Golpe Militar, los días posteriores y las tareas de custodios de la ciudad y de un campo de prisioneros.

Estos recuerdos construyen una trama muy relevante entre el rescate de la memoria y la acción política, porque se evidencian las decisiones partidarias, el compromiso de los militantes, el ambiente al interior de los cuarteles, pero también rebelan la precariedad de la implementación de una resolución que tenía por objetivo producir un altísimo impacto y donde en parte importante también se jugaba el futuro de un sueño y una aspiración popular.

La incorporación de militantes de izquierda en las fuerzas armadas y el trabajo político con ellas fue una tarea incompleta e inconclusa teórica y prácticamente, que deja abierta varias interrogantes sobre la real comprensión sociológica y política que se tiene sobre la institución militar, que más allá de las declaraciones propias de la élite sobre su abstracción ideológica, siguen siendo un sujeto activo en la configuración estatal y la hegemonía conservadora.

La presentación pública de la obra de Víctor Rivera se realizará el jueves 21 de enero, a las 20 horas a través de la plataforma virtual de SICNoticias mediante una transmisión online en la que participarán el propio autor, quien estará acompañado de Leila Nash, Mauricio Weibel y Carlos Gutiérrez de la Editorial Pueblo unido.

Ediciones Pueblo Unido

Colección Memoria y Política

Santiago de Chile, 2020

252 pág.

(contacto a través del correo: edicionespueblounido@gmail.com)

—————-

*Víctor Rivera, casado con cuatro hijos, nació en Valdivia en 1954. Hijo de un obrero molinero y madre dueña de casa, fue el cuarto hijo de una familia numerosa, llegando a tener nueve hermanos. A temprana edad su familia se traslada a Santiago.

Sus primeros años los vivió en la comuna de San Miguel, estudió la primaria en diferentes colegios del sector y la enseñanza media la realizó en el liceo N°6 Andrés Bello, donde no alcanzó a terminar, llegando solo a tercero medio.

En los años de la Unidad Popular, Víctor se dedicó por entero a esa causa desde las Juventudes Comunistas de Chile, organización a la que ingresó a fines de 1969.

A fines de abril de 1973 parte a realizar su servicio militar, hecho que marcó su vida y que es el tema central de este libro. En los años de la Dictadura vivió la clandestinidad tanto en la juventud como en el Partido Comunista.

El retorno a la democracia fue marcado por su retiro de la actividad política y el comienzo de una nueva etapa, la que culmina con el término de su vida laboral y el comienzo de su afición por la literatura.

Radio BioBio censura «Quien mató a Gaete». su autor Mauricio Redolés responde con carta a Mosciatti

redoles

CARTA ABIERTA A RADIO BÍO BÍO

 Sr. Tomás Mosciatti Olivieri

Director Radio Bío Bío

Estimado Señor:

 Para sorpresa mía, me he enterado que un tema de mi autoría, la canción “¿Quién Mató a Gaete?” fue censurada por el periodista Esteban Barahona Tobar en el programa El Trasnoche del día 03 de enero 2021.

Efectivamente, la madrugada del 03 de enero a las 02:57 el periodista Barahona dijo lo siguiente: “A ver, respecto a la canción (“¿Quién Mató a Gaete?”), yo también la estaba escuchando. Nos vamos a encargar que esta canción no suene más en el programa, definitivamente. No es nada contra los artistas, creo que no va en la línea editorial del programa, no va en el espíritu del programa, menos para la gente que está escuchando, que es gente que independiente que tenga el criterio formado, es gente que merece el respeto del programa y vamos a hacer que este tipo de canciones no suenen más”, (Acompaño el link de las palabras que he citado).

https://ar.radiocut.fm/audiocut/censura-a-mauricio-redoles/

https://radiocut.fm/audiocut/censura-a-mauricio-redoles-ii/

Quisiera recordarle que la revista Rolling Stone escogió a ¿Quién Mató a Gaete? Como uno de los cincuenta mejores discos chilenos de todos los tiempos.

Además, recientemente, el disco apareció seleccionado en el libro “200 discos del rock chileno”, escrito a cuatro manos. Uno de sus autores, Cristofer Rodríguez contó en entrevista a Nación Rock: “el ejercicio fue: ‘yo hago este’, o ‘yo este otro’ y algo así”, surgiendo incluso el dilema en varias oportunidades como por ejemplo de dos autores (él y Felipe) que quisieron hacer simultáneamente el “¿Quién mató a Gaete?” de Mauricio Redolés”.

Soledad Bianchi, relata en su texto “Mauricio Redolés: marca registrada de irreverencia”. Lo siguiente: “¿Quien mató a Gaete? es una feroz crítica al presente, una crítica que, a veces, se logra con un mínimo desplazamiento que, de inmediato, crea la ambigüedad y cambia los sentidos, como cuando se dice: “Murió Gaete en un campo de con-cer-ta-ción /o fue la con-cen-tra-ción de partidos”. Este tema puede considerarse un panorama de Chile de la transición, de la post- dictadura, que da a conocer sus limitaciones y debilidades, sus modismos lingüísticos, algunos de sus personajes e instituciones”.

La periodista Marisol García escribió en Música Popular que Gaete “Fue un álbum trabajado junto a un equipo, favorecedor, que incluyó a Álvaro Henríquez como productor, y a Claudio Narea y Cuti Aste entre los músicos invitados; pero en el que, sobre todo, Redolés logró sintetizar muy bien la diversidad de referencias que ocupaba, como nunca antes, las preocupaciones populares. Sin difusión radial ni televisiva, el tema “¿Quién mató a Gaete?” se convirtió en un éxito subterráneo, que incluso llegó a inspirar una obra teatral homónima, dos años más tarde. En seis minutos, Redolés hacía desfilar al Fondart, Luz Casal, la dinámica del pituto y el diario La Cuarta hasta construir la real pirámide social que cargaba sobre sus hombros el chileno medio de la época”.

A mis sesenta y siete años, debo decir que comencé escribiendo poesía a los veinte años de edad en la Cárcel Pública de Valparaíso siendo un preso político, aún cuando desde los dieciocho ya escribía narrativa. La poesía me acompañó en la cárcel, la poesía me acompañó en mis diez años de exilio en Inglaterra, donde publiqué tres libros, y también me acompañó en mi retorno a Chile, en que regía la brutal dictadura de Pinochet, a mediados de los ochenta, volví dos meses después que degollaran a mi amigo Manuel Guerrero Ceballos. Apenas regresé, publiqué el poemario Tangos, libro con ilustraciones especiales de mi querido amigo Nemesio Antúnez. Y autoedité el fonograma Bello Barrio, un long-seller que aún circula.

Señor Mosciatti, gracias a la radio que usted dirige, debo decir que no es fácil ser poeta en Chile. Todo lo que he obtenido, lo he logrado gracias a mi esfuerzo personal. De mis diez discos, ocho han sido autoproducidos con mis sello discográfico Beta Píctoris. De mis cuatro libros de poemas editados en Chile, dos han sido autoeditados. Por lo cual, ser censurado en mi propio país, por el cual he luchado por hacer de él un país digno, es lo más próximo que conozco al famoso e ingrato “pago de Chile”, todo gracias a su radio, señor Mosciatti. 

En la actitud del Sr. Barahona, no veo más que una mezcla de demagogia y óptica neoliberal operando en el territorio cultural. Denuncio este tipo de práctica anti ética que agravia mi dignidad de poeta. Envidio a Rafaella Carrá y su “Caliente caliente” difundido en el mismo programa.

Seguramente eso está a la altura del respeto que merece su audiencia, tan celosamente guardado por el señor Barahona.

¿Quién Mató a Gaete? es demasiado vulgar.

Este verdadero himno contra la impunidad de la simbiosis entre la Dictadura Cívico-Militar y la “Justicia-En-La-Medida-De-Lo-Posible” de la Concertación, indudablemente suena a pornografía a sus distinguidos programadores.

Finalmente habrá que decir:

¿Quién Mató a Gaete?

Lo mató Bío Bío, la Radio

por limpiarle a la Dina un agravio.

Solicito que este texto sea leído en forma íntegra en el programa El Trasnoche.

Atte.

Mauricio Redolés.

NOTA DEL EDITOR; Los destacados en negrita son de SICNoticias

Trabajadores del Patrimonio acusan a Carabineros de intentar incendiar Museo Mapuche de Cañete.

museo

En un acto premeditado y con evidente connotación racista, FFEE de Carabineros bombardeó los techos del Museo, en una imagen muy similar a la vivida tras el estallido social de octubre en el Centro Arte Alameda, que terminó envuelto en llamas.

DECLARACIÓN PÚBLICA ANATRAP EN CONTRA DE LA REPRESIÓN DE FFEE A LAS COMUNIDADES MAPUCHE EN CAÑETE

En el contexto de la huelga de hambre que desarrollan los/as prisioneros/as político/as mapuche en las cárceles de Temuco, Angol y Lebu, se desarrolló el día miércoles 15 de julio una marcha de comunidades mapuche en Cañete, la cual fue violentamente reprimida por las Fuerzas Especiales de Carabineros.

En dicha marcha se encontraban niñas y niños, personas adultas, mujeres embarazadas, las cuales ante el desmedido actuar policial se refugiaron en el predio del Museo Mapuche de Cañete.

El desproporcionado actuar de Carabineros no concluyó con el despeje de la ruta, sino que continuó en el acoso y sitio a las personas que buscaron refugio en el predio del Museo. En un acto premeditado y con evidente connotación racista, FF.EE. de Carabineros bombardeó los techos del Museo, en una imagen muy similar a la vivida tras el estallido social de octubre en el Centro Arte Alameda, que terminó envuelto en llamas.

En Cañete gracias a las copiosas lluvias de los días previos a la marcha, y además a la acción de las propias comunidades mapuche refugiadas en el museo, se logró evitar la tragedia de que FF.EE. incendiara el Museo Mapuche de Cañete, único museo público mapuche en Chile. Fueron las y los comuneros mapuche quienes desplegaron las mangueras y sofocaron los amagos de incendio en el Museo, mientras seguían siendo reprimidos/as por Carabineros.

Las imágenes de agresiones injustificadas a mujeres y niños, las numerosas bombas lacrimógenas arrojadas a los techos del museo, el derribo por parte de vehículos de Carabineros del portón principal de acceso al Museo, hoy circulan por internet a través de diversos medios, en una nueva vergüenza para el Estado chileno en su trato contra el pueblo nación mapuche.

Como trabajadoras y trabajadores del patrimonio, condenamos enérgicamente el accionar criminal de carabineros atentando contra la infraestructura pública del museo y contra la integridad física y psicológica de funcionario/as públicos/as y civiles que se encontraban al interior del recinto. Al mismo tiempo rechazamos profundamente el accionar de Carlos Maillet, Director Nacional del Servicio del Patrimonio Cultural y de las altas jefaturas que estuvieron al tanto de los acontecimientos ocurridos en el Museo Mapuche de Cañete, porque a pesar de la solicitud para intermediar en el no ingreso de las fuerzas policiales, no lo hicieron, sino todo lo contrario, autorizaron el ingreso de Carabineros poniendo en riesgo la seguridad de los/as funcionarios/as y la infraestructura del Museo. Consideramos al Director Nacional Carlos Maillet y el Jefe de Seguridad Jorge Torres como principales responsables de los ocurrido con el daño de las instalaciones del museo y el riego físico de los/as trabajadores/as del servicio.

También solidarizamos con la legítima causa de los prisioneros mapuche que hoy solicitan esperar sus juicios o cumplir sus condenas en sus hogares o en Centros de Educación y Trabajo, derechos consagrados en el convenio 169 de la OIT que dicen relación con la adecuación de las prisiones de personas indígenas a las normas culturales de su pueblo.

Por último, señalamos que el Estado chileno no debe olvidar que:

  • El territorio donde se desarrollaron los hechos fueron incorporados a través de la ocupación militar recién a fines de 1868
  • Que la relación entre comunidades mapuche y las instituciones del Estado chileno en aquella zona es sumamente frágil
  • Al Museo Mapuche de Cañete le ha costado décadas validarse como institución en medio de una zona que hoy es epicentro de un conflicto étnico-social, trabajo que se ha realizado con una absoluta precariedad de medios y con un enorme compromiso de sus trabajadoras y trabajadores que hoy son lanzados por la borda, por autoridades que demuestran una falta de conocimiento y respeto por las culturas originarias.

Como trabajadoras y trabajadores del Patrimonio reconocemos los legítimos derechos de una nación invadida militarmente, hacemos un llamado a las autoridades a generar una salida política a un conflicto político y terminar de una vez con la represión y la violación de los derechos humanos en territorio mapuche.

El Estado chileno y sus élites gobernantes deben asumir las responsabilidades de la ocupación sangrienta de este territorio, de lo contrario los coletazos históricos de estos hechos no concluirán, por el contrario, se acrecentarán en el tiempo, como lo ha demostrado la actual situación de la provincia de Arauco y el territorio mapuche en su conjunto.

ASOCIACIÓN NACIONAL DE TRABAJADORAS Y TRABAJADORES DEL PATRIMONIO
ANATRAP

 

Lanzan campaña de firmas de apoyo al «Mono» González para el Premio Nacional de Arte

mono

Adhiere a la campaña aquí:

http://www.elmonoalnacional.cl/

Difunde con el hastag: #ElMonoAlNacional

El “Mono” González al Premio Nacional de Artes Plásticas 2019

En Agosto cierra la convocatoria al Premio Nacional de Artes Plásticas 2019 y queremos presentar a nuestro amigo, maestro, director artístico, muralista y artista callejero, Alejandro “Mono” González.

¡Súmate con tu firma a esta postulación histórica junto al Museo a Cielo Abierto de San Miguel!

Las 5 razones para votar por el Mono González:

Historia

Fue uno de los fundadores de la Brigada Ramona Parra, referente histórico para el arte público y para generaciones de chilenos que crecieron con su propuesta y resistencia artística.

Punto de encuentro

Después de más de 50 años como trabajador del arte, su trayectoria no se ha desviado de su valor colectivo, donde el trabajo con el barrio y sus vecinos coexisten con obras que rescatan y dan un valor artístico incalculable para la ciudad y sus personas.

Arte colectivo

Ha sido uno de los propulsores del encuentro entre la tradición muralista y las nuevas generaciones más próximas al graffiti, teniendo de ejemplo palpable el Museo a Cielo Abierto de San Miguel, donde oficia de director artístico.

Reconocimiento inédito

Por primera vez en la historia de los Premios Nacionales es postulado un artista callejero, cuya obra, presente en Chile y el mundo, es un referente gráfico que expone con originalidad la tradición muralista chilena.

Referente artístico

Su obra es un puente que reúne la historia de los últimos 50 años de nuestro país, desde la propaganda política al muralismo, de la escasa actividad cultural durante la dictadura al renacimiento pasados los 90, de la renovación artística que vivió Chile hasta ser considerado hoy un referente en arte urbano. Su estilo inconfundible le ha permitido traspasar épocas para ser considerado hoy un referente de arte urbano y popular.

 

FUENTE: http://www.elmonoalnacional.cl/

VALPARAÍSO: Trabajadores del Ministerio de las Culturas (AFUCAP) apoyan a portuarios movilizados

portuarios

DECLARACIÓN AFUCAP EN APOYO A LOS TRABAJADORES PORTUARIOS

“las fuerzas especiales de carabineros entraron a la sede del sindicato de estibadores, tomaron 17 detenidos, los golpearon dejándolos gravemente heridos, están en la segunda comisaria de Valpo, los han vuelto a golpear en el calabozo y no los han llevado a constatar lesiones. No dejaron entrar al instituto ni observadores de derechos humanos. La gobernadora nos dice que este es un procedimiento policial. Sabemos que fue una orden del teniente coronel Victor Casanueva de FF.EE.”. Relato Portuarios de Valparaíso.

 

La Asociación de Funcionarios y Funcionarias del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, AFUCAP, rechaza y condena públicamente el atropello a la dignidad de los trabajadores portuarios de Valparaíso por parte de los empresarios del Terminal Pacífico Sur -TPS y de las  autoridades gubernamentales.

La precariedad en las condiciones de empleo de los trabajadores portuarios, son absolutamente indignas y ellos, en pleno conocimiento y absoluta convicción que la dignidad no se vende por un préstamo o una gift card, paralizaron frente a la injusticia. Esta “solución” no se corresponde con las justas y legítimas demandas de los trabajadores portuarios. Las condiciones ofrecidas son un insulto que solo buscan humillar a quienes, con su trabajo, enriquecen las arcas de los Von Appen.

No son los trabajadores quienes han cerrado las puertas al diálogo, no son ellos quienes han transgredido el más profundo respeto al derecho al trabajo. Son los empresarios ambiciosos y el Estado que han utilizado la violencia implacable como único argumento, una violencia que se ha materializado en la represión y el maltrato a los portuarios movilizados y por extensión a las y los vecinos de la ciudad y sus familias. Hemos sido testigos que el uso de la fuerza ha sido brutal, desproporcionado y demencial.

Además de la violencia abierta y frontal de la fuerza policial, se está instalando otra velada y selectiva contra dirigentes de diversas organizaciones que trabajan por causas sociales. No podemos compartir la política de criminalizar las demandas de los trabajadores y menos -como trabajadores de la cultura, las artes y el patrimonio-, podemos ignorar las muertes, golpizas y amenazas a dirigentes sindicales y sociales que lamentablemente han ocurrido en democracia y durante este gobierno.

Nos sumamos a los llamados al gobierno a intervenir para solucionar este conflicto. El puerto es una concesión del Estado y este no puede desentenderse. El Presidente Piñera debe, usando sus facultades, obligar a los Von Appen a atender las demandas de los trabajadores y con ello poner fin a la violencia.

Solidarizamos con nuestros compañeros trabajadores del puerto de Valparaíso y a contar de este momento nos declaramos en alerta y en campaña abierta, en apoyo a nuestros compañeros portuarios. Celebramos su defensa a la dignidad y rechazamos la reacción soberbia de empresarios y autoridades políticas regionales y nacionales.

Asociación Nacional de Funcionarios y Funcionarias del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio – AFUCAP

Valparaíso, diciembre 18 de 2018.-

 

 

Estudiantes Mapuche de la Universidad de Concepción se suman a exigencia de renuncia de Chadwick.

MARIEL.jpg

Kiñe: Apoyamos y respaldamos las exigencias y demandas de la familia de la Camilo Catrillanca, el lob mapu Temucuicui, en lo que respecta a la exigencia del cese en sus cargos del ministro del estado chileno Andrés Chadwick y Hermes Soto el general director de carabineros, como también hacer efectiva la prisión preventiva de los involucrados, hasta llegar a las últimas consecuencias judiciales que determinen responsabilidades y penas acordes a un homicidio para el o los funcionarios que resulten responsables, tanto del homicidio como del aberrante ocultamiento de las grabaciones del hecho, como también la exigencia de la disolución inmediata del comando jungla.

 

DECLARACIÓN PÚBLICA

Mari mari pu lonko, pu machi, pu werken, pu ngenpin. Mari mari kom pu mapuche mülelu Wallmapu mew . Tubachi wirin mew küpalüiñ taiñ dungual.

El asesinato del lamngen Camilo Catrillanca no es un hecho aislado, se enmarca dentro de la política de exterminio que el estado chileno, indistintamente de quien gobierne, ha aplicado contra el pueblo mapuche y el itrobill mongen. En dictadura y en democracia, han sido vulnerados los derechos de los pueblos, vulneraciones que se materializan en violencia, montajes, aplicación de la Ley Antiterrorista contra pu mapuche, usurpación y robo de tierras, muertes y sufrimiento; pero también resistencia de parte del pueblo mapuche que aún habita el Wallmapu, sobreponiéndose y enfrentando toda la violencia estructural para seguir existiendo.

En este contexto, las personas mapuche que adherimos a este comunicado desde la ciudad de Concepción declaramos que:

Kiñe: Apoyamos y respaldamos las exigencias y demandas de la familia de la Camilo Catrillanca, el lob mapu Temucuicui, en lo que respecta a la exigencia del cese en sus cargos del ministro del estado chileno Andrés Chadwick y Hermes Soto el general director de carabineros, como también hacer efectiva la prisión preventiva de los involucrados, hasta llegar a las últimas consecuencias judiciales que determinen responsabilidades y penas acordes a un homicidio para el o los funcionarios que resulten responsables, tanto del homicidio como del aberrante ocultamiento de las grabaciones del hecho, como también la exigencia de la disolución inmediata del comando jungla.

Epu: Hacemos el llamado a todas las personas mapuche y no mapuche a manifestarse y visibilizar la violencia y la represión que se ha vivido históricamente en el Wallmapu, reivindicando las demandas históricas de justicia, territorio y autodeterminación del pueblo mapuche.

KÜla: Exigimos la derogación de la Ley Antiterrorista, y su direccionada y racista aplicación en contra de nuestro pueblo, denunciamos los procedimientos viciados, pruebas falsas y montajes en contra nuestros dirigentes y mapuche organizados, los encarcelamientos injustos y la necesidad de liberación inmediata de todos los presos políticos mapuche injustamente encarcelados. A su vez, denunciamos que esto es parte de la política de exterminio que busca desestabilizar a las comunidades, nuestra economía y la recuperación de nuestro kimün, manteniéndonos ocupadas y ocupados en procesos judiciales que en reiteradas ocasiones no tienen asidero en la leyes vigentes, quedando desestimados después de años de cárcel e investigaciones.

Meli: Es imperativa la desmilitarización del Wallmapu para terminar con las muertes, el hostigamiento y el asedio militar a las comunidades, el retiro inmediato del comando jungla y de todas las unidades militarizadas que se encuentran jugando a la guerrilla en territorio mapuche, su presencia en territorio ancestral no hace más que agudizar el conflicto que ha sostenido el estado con nuestro pueblo, faltando al derecho propio del pueblo mapuche, al estado de derecho chileno, así como también a los tratados internacionales que Chile mantiene vigentes desconociendo y profundizando la deuda histórica que el estado mantiene con nuestro pueblo.

Kechu: Agustina y Mauricio Huenupe Pavian (2001), Alex Lemun (2002) Julio Huentecura (2004), Zenén Díaz Necúl (2005), José Huenante (2005), Lonko Juan Lorenzo Collihuin (2006), Matias Catrileo (2008), Johny Cariqueo (2008), Nicolasa Quintremán (2013), Rodrigo Melinao (2013), José Quintrequeo (2014), Victor Mendoza Collío (2014), Macarena Valdes (2016), Camilo Catrillanca (2018), y tantos otros mapuche asesinados en nombre del progreso y del desarrollo de los winkas, en cada grito de batalla les recordamos y traemos de vuelta.

¡Desmilitarización del territorio mapuche fewla!
Derogación de la ley antiterrorista
Justicia, territorio y autodeterminación
¡Amulepe taiñ weichan kom pu che!
Kiñe che tranle, mari che witxan püralügün
Marrichiweu

Jóvenes mapuche estudiantes de la Universidad de Concepción.
21 de Noviembre 2018