Archivo de la categoría: Politica

OPINIÓN: El nuevo Chile que se gesta entre octubre de 2019 y mayo de 2021. Por Leonardo Yañez Silva.

estallido

“Superarán otros hombres este momento gris y amargo en el que la         traición pretende imponerse. Sigan ustedes sabiendo que, mucho mas temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor”.

Salvador Allende, 11 de septiembre de 1973.

Es evidente que el estallido de octubre de 2019 fue gestándose décadas antes. Muchas veces se dijo, aludiendo al alza del pasaje del Metro santiaguino en esa fecha, que no eran 30 pesos sino 30 años. En efecto, fueron 30 años de continuidad, profundización y perfeccionamiento de un modelo económico salvaje, que hizo gala del llamado espíritu “republicano” al que rinde pleitesía R. Lagos, émulo aventajado del “arquitecto de la República” y de su ideario de “obediencia de la sociedad civil frente al orden y la autoridad”.

Claro está, a su vez, que éstos 30 años estuvieron antecedidos de 17 años del período más  horrendo de la historia independiente de Chile por la tortura, el crimen político y la desaparición forzada de los adversarios; el robo a la luz del día de las riquezas nacionales, la destrucción de los sistemas públicos de salud, de educación y de previsión de los chilenos. Generador de un modelo de desarrollo obsecuente al capital extranjero, incapaz de todo esfuerzo independiente, soberano y nacional, como respuesta a los requerimientos básicos de la población y a su mantención en el tiempo.

No hay duda alguna que aquellos jóvenes secundarios que saltaron por encima de los torniquetes del metro, en O-2019, y que recibieron de casi toda la casta política tradicional el reproche despectivo de que su esfuerzo “no había prendido”, son uno de los muchos y principales artífices de las últimas elecciones. Centenares de muchachas y muchachos tuvieron que perder total o parcialmente su visión ante los disparos de las fuerzas policiales por desafiar el “orden”. Miles de mujeres y hombres, tuvieron que sufrir la brutalidad militar y policial por no ser obedientes ante la estupidez de la autoridad. Miles aún se encuentran en las cárceles por meses o años sin cargo alguno, otros han sido condenados a penas aberrantemente largas, nunca vistas en los casos de corrupción de cuello y corbata, como por ejemplo para los hijos de empresarios y políticos que conduciendo borrachos dan muerte a una persona y aún así se mantienen libres y sin condena. Los jóvenes de la revuelta evidentemente contribuyeron junto a millones de chilenos a modificar el pestilente encuadre político que se arrastra desde los inicios de la democracia tutelada en 1990.

Han transcurrido más de 30 años. No habrá hechos ni cifras significativas para ubicar este periodo en la historia del país, sólo habrá una larga lista del oprobio:

  • Una institución como Carabineros que obedece directrices políticas heredadas de la dictadura, violenta masiva y sistemáticamente los derechos humanos de los ciudadanos y transforma el presupuesto que la Nación le ha confiado para combatir la delincuencia y el narcotráfico en la caja chica del Alto Mando y sus esposas.
  • Gobiernos inoperantes en dar solución a los principales problemas de la mayoría como el actual, pero también los de la “Des-concertación” y la “Nueva Minoría” anteriores, los que junto a los empresarios hicieron vista gorda de robos millonarios de las Fuerzas Armadas, las que, aun siendo inconstitucional, se han auto arrogado el derecho a intervenir en política contingente cuando les plazca pero, condenan de “antipatriotas” a jóvenes que luchan en la plaza Dignidad.
  • La militarización de la justa lucha del wallmapu que arroja como único resultado muertos y detenidos mapuches mediante pruebas y testigos falsificados; protegen mafias empresariales madereras con sus comandos “jungla” propios, que siguen recibiendo el aporte del Estado para reforestar con pinos, mientras facilitan el accionar de empresarios transportistas que continúan exterminando el bosque nativo ilegalmente y transitan “como Pedro por su casa” en territorio mapuche.
  • Comunidades completas que son asediadas por la falta de agua para beber mientras empresarios agrícolas de fruta de exportación, productores de paltas y otros, como Pérez Yoma en Petorca, se roban el agua o se apropian de ella mediante leyes truchas que le otorgan el usufructo del recurso de por vida; o los dueños de las mineras que requieren de grandes embalses para el proceso productivo o relave del mineral, dejándonos como el único país del mundo que no protege su propia agua como un derecho humano y un recurso protegido por el Estado y para los chilenos.
  • 30 años en que la llamada “centro-izquierda” hizo todo lo que estuvo a su alcance para cohabitar con la derecha heredera y cómplice de la dictadura militar y civil, cambió su lenguaje recontra-revolucionario por uno tecnocrático y liberal para no malquistar a las FF.AA y de Orden, e hizo lo imposible para agraciar a los grandes empresarios y lo logró con creces un exmandatario PS-PPD que fue ovacionado de pie en un coloquio empresarial cuando declaró que “todo aquello que es concesionable, se debe concesionar”… (R. Lagos en congreso Icare, agosto 2014).
  • 30 años en que la ciudadanía comprobó hasta el cansancio que el  gobierno  de  Piñera por excelencia pero, también los de la Concertación y la Nueva Mayoría, pusieron siempre los intereses del empresariado por sobre los intereses de todos los chilenos, cuyo resultado se expresa dramáticamente, por ejemplo, en que de los contagiados con coronavirus en la Pintana mueren diariamente 11 personas por cada 10.000 habitantes y en Vitacura 3,35 (Rev. Science Magazine, mayo 2021); que el presupuesto municipal por persona de la comuna de Vitacura es de $1.046.933.- en cambio el presupuesto  per cápita de Puente Alto sólo de $128.000 (La Tercera, 18/03/2018).
  • Estos son los antecedentes que explican los resultados de las elecciones del 15 y 16 pasado. Una derecha que ha sido reducida a su expresión histórica, que sólo con la protección de la dictadura logró sobrepasar el tercio de votos, compuesta por el sector civil-empresarial que operó junto con la dictadura militar: la UDI. El segmento que intenta aportar con el sentido común popular al bloque derechista: RN. Evópolis: el grupo de tecnócratas herederos de la dictadura civil y militar que en público la desconocen y en silencio la añoran y veneran pero, perciben la necesidad del aggiornamento, lo que obliga a su abanderado, el ex ministro Briones, a subirse a una moto de color naranja para llegar al local de votación dos cuadras antes; son los perfectos y genuinos huevos de la serpiente. Un bloque PS-PPD castigado por su vocación colaboracionista, denominada “democracia de los acuerdos”; transculturado por valores tecnocráticos del salvaje libre mercado y acomodados en los vericuetos rancios y enmohecidos del poder y el Estado. Un PDC reducido a su mínima expresión por no asimilar la lección de 1973 según la cual “cuando se gana con la derecha, es la derecha la que gana” y reiterar su vocación histórica de ser seducida por los coqueteos de la derecha, a regañadientes de su mayoritaria base popular y ciudadana democrática. No vale la pena siquiera señalar a aquellos grupos fascistoides que han agrupado a sectores de ex militares pinochetistas con domicilio en Punta Peuco y otros herederos ideológicos de la dictadura, que hoy se expresan en el partido de Kast, porque han sido reducidos a su expresión históricamente mínima.
  • En el lado opuesto al oprobio comienza a divisarse la cumbre de un poderoso y gigantesco iceberg popular, que ya ha exhibido su fuerza de millones marchando por las grandes alamedas de la justicia y la democracia. Ejemplo de ello es el perfilamiento de la Agrupación de Alcaldes como la principal línea del aparato del Estado en cuanto a la recepción de las reales demandas populares y la interlocución con las redes de organización civil de la población. Por esto mismo, los alcaldes levantaron la crítica directa a la ineficacia de las medidas impulsadas desde el gobierno y en numerosos casos impulsaron iniciativas que aventajaron ampliamente a la reacción del ejecutivo por tardía, mezquina, burocrática y regresiva. Consecuencia lógica de esta situación, que se advierte a cada paso, ha sido el permanente afán por desmarcarse rápidamente de las medidas del gobierno piñerista, incluso de aquellos que militan en los partidos que integran la coalisión gobiernista.
  • La ampliación y profundización de los movimientos progresistas, populares y democráticos sin duda están en la base del iceberg. A diferencia de los movimientos populares de décadas atrás, hoy día son críticos de las estructuras partidarias autoritarias, que les asignan un rol de apoyo a las decisiones que adoptan pero no definen ni participan en la discusión de ellas. De ahí su denominación paternalista de “las masas”, a los que convocan sólo por el peso de su respaldo. El resultado son líderes iluminados y ciudadanos cual corderos incapaces de reflexionar y decidir por sí mismos. Hay razones de sobra para esta crítica del movimiento popular a los partidos: han buscado su voto vía ofertones y mentiras pero una vez electos le han vuelto la espalda mil veces. De ahí, cansados de esperar, la emergencia y la consagración definitiva en el panorama político, económico, social y cultural del país de los movimientos reivindicacionistas de los derechos de las mujeres, desde el aborto libre y la igualdad de sueldos hasta el respeto a la paridad en todas las instancias de participación tanto públicas como privadas. De los movimientos ecologistas y defensores del medio ambiente, por la recuperación de las aguas, la protección de los bosques y los glaciares, la protección de las riquezas naturales y los resguardos para que el modelo de desarrollo, comprendido el sistema público y el privado, preserve su cuidado y evite su colapso.
  • La manifestación conjunta de estos factores han puesto en jaque un estado de cosas podrido por dentro y por fuera, que ya ha durado muchas décadas. Sin duda las transformaciones políticas que de esto surjan afectarán el curso de los hechos en nuestro país por varias décadas más, que seguro serán mejores que las pasadas. La irrupción de un potente movimiento ciudadano de independientes, que se aleja de los partidos tradicionales como si éstos fueran leprosos, ya es un buen signo que esperamos siga perfeccionándose en el ejercicio de una verdadera soberanía popular. Esto es, la soberanía colectiva, organizada, permanente, desde la base donde cada ciudadana y ciudadano vive, estudia o trabaja, en todo el país, desde la comuna, la región y hasta el nivel nacional. Soberanía popular, así definida, que se constituye en el mandante de la definición política para que se actúe en su representación.

Finalmente, convengamos que la posibilidad cierta de hacer historia en esta oportunidad y constituir un ejemplo de profundización de la democracia casi único en el mundo, radica en el hecho que sean los propios 155 convencionales electos, con el mayor consenso posible, quienes se den su propia forma de trabajo interno, su propio reglamento de discusión, la metodología para alcanzar acuerdos y para establecer puntos de desacuerdos. Al respecto me parece que los siguientes puntos ameritan ser considerados:

  • Observar rigurosamente el hecho de que los 155 convencionales son mandatarios del pueblo chileno y no pueden apartarse de tal ruta. Ellos no concurren a exponer sus propios puntos de vista ni sus personales interpretaciones, van a exponer el mandato recibido de sus electores, únicos depositarios del poder de modificar los contenidos a discutir finalmente. En consecuencia, ningún constituyente puede correr con colores propios, y en una democracia madura, hecha carne en la ciudadanía, un hecho tal podría significar la revocación de un constituyente o de cualquier otra autoridad electa por voto popular, si éste no se apega a esta norma básica.
  • “Interpretar” el sentir del pueblo chileno es a este respecto, probablemente, el mayor desafío y la mayor tentación para aquellos que profesan la “política” como oficio o profesión para beneficio personal. Por esta razón, el control y la fiscalización de los constituyentes o de cualquier otra autoridad electa por el voto popular, debiera ser antes, durante y después de ejercer el cargo para el cual han sido elegidos, con el único afán de evitar la corrupción que se origina en empresarios, narcotraficantes, miembros del partido, el gobierno de turno o simplemente familiares. Trasparencia y claridad en un 110% debiera es el único objetivo.
  • Toda discusión en la convención constituyente debe ser simultáneamente oída y vista por toda la ciudadanía, especialmente de aquellos puntos que en los 48 años pasados se han usado recursos legales e ilegales, para beneficiar a unos pocos: códigos de aguas, leyes de pesca, explotación de recursos naturales y minerales, forestales, tierras ancestrales y derechos de las etnias, igualdad de derechos de las mujeres y derecho a decidir sobre su propio cuerpo y fertilidad, comunidades LGBT, recursos para la investigación y líneas de desarrollo científico desde el Estado y para las universidades del Estado, igual cosa para el desarrollo de las artes, la música, el teatro, las letras y demás expresiones culturales propias de etnias y comunidades particulares en cada región; reincorporación a la educación básica y media de las asignaturas de historia, filosofía, educación física, idiomas, educación cívica. Sin duda, debe estar aquí la completa transformación de los institutos armados y de Carabineros de Chile y la PDI, particularmente su obediencia irrestricta al poder político, la fiscalización de su accionar financiero y de gastos y la rendición pública de su gestión ante comisiones del senado de la república. La modernización del Ministerio Público, incluido el suministro de los recursos necesarios y suficientes para ejercer sus funciones, sin que tengan que elegir los delitos a investigar y perseguir, de modo tal que ninguna denuncia o delito de género y/o que afecte a una mujer, niño/a o adolescente, quede sin rápida y eficaz acción persecutoria. El perfeccionamiento de una verdadera legislación laboral capaz de contrarrestar el poder absoluto del capital y los empresarios sobre el trabajo, entre otros temas.  Para todas esas discusiones debe haber transmisiones en horarios especiales, con tiempos reservados, en directo y en cadenas de radio y televisión pública y privada obligatorias.
  • Aquellos puntos acerca de los cuales no se alcance el consenso o cualquier otro que los constituyentes estimen necesario y conveniente dirimir y no dejar al arbitrio de la ley posterior, debe ser sometida a plebiscito ante la ciudadanía y su resultado debe ser forzosamente vinculante, en virtud del anterior punto 1): los constituyentes son mandatarios del pueblo chileno. Esto presupone dar forma a una red nacional eficaz y eficiente de discusión, consulta y acuerdo de la ciudadanía, estructurada en todo el territorio nacional. Red que debe ser preservada post convención, hasta que la “discusión-reflexión-acuerdos” se haga costumbre.
  • Hay no sólo un contrasentido sino una injusticia exasperante que poluciona por sí sola el ambiente político actual, de construcción constitucional, arrancado a tirones al sistema, y es que el gobierno responda encarcelando, formalizando o condenando a miles de jóvenes por pedir más democracia. Por ello se impone la constitución inmediata de una comisión de calificación jurídica que en el plazo máximo de 30 días resuelva la totalidad de los casos: conceda la libertad inmediata de los presos políticos de la revuelta y de las movilizaciones populares de todo el país, desde O-2019, con el concurso de sus abogados defensores y el IDH de aquellos casos que han sido evaluados y no se ha encontrado ni una sola prueba que los inculpe; deseche todos los testigos o pruebas aportadas por Carabineros; revise aquellos casos que han sido condenados con exceso y aplique los mismos criterios anteriores incluida la libertad inmediata. Formule los cargos, si es del caso, para aquellos que se les imputan delitos ordinarios de robo o narcotráfico, se establezcan las pruebas ordinarias y necesarias y se resuelva en consecuencia. Establecer el precedente jurídico de que aquellos fiscales, jueces, o abogados que se compruebe han usado el instrumento penal, la prisión preventiva de opositores por ejemplo, como castigo directo y reciban como mínimo sanción ética de sus pares, conducta que puede alcanzar la inhabilitación en el cargo o la expulsión del poder judicial, de ser reiterativa.

Leonardo Yáñez Silva.

Santiago, junio 3 de 2021.

50 Organizaciones agrupadas en la PLURISINDICAL del BIOBIO llaman a movilizarse por tercer retiro afp

 
 
pluri
DECLARACIÓN PLURISINDICAL DEL BIO BÍO
 
Concepción, 23 de abril de 2021.-
 
La Plurisindical del Bío Bío, organismo que surge como una respuesta de unidad frente a los difíciles momentos sociales que vive nuestro país desde el 2019, con el objeto de lograr un país más justo, equitativo, solidario, unido y plurinacional y que articula a más de 50 organizaciones de trabajadores y trabajadoras de la Región, exige al presidente de la República que dé pie atrás en su decisión de enviar al Tribunal Constitucional el proyecto de ley que establece un tercer retiro de los fondos previsionales de los trabajadores y trabajadoras de Chile.
 
Rechazamos de plano esta acción, la que a pesar de ser concordante con el operar de este gobierno, sólo traspasa el costo de la crisis sanitaria actual a los trabajadores, empleados y pobladores, quienes desde antes de la pandemia ya experimentaban las consecuencias de la violencia económica instalada y permitida por los sectores más duros del gobierno, cuestión muchas veces avalada por quienes dicen ser de oposición, desatando el estallido social.
 
Saludamos y valoramos la decidida y valiente acción de los trabajadores portuarios, quienes realizaron un paro de actividades y se mantienen en alerta, en repudio a la actuación del gobierno que no escucha ni responde a las necesidades y peticiones más urgentes del pueblo.
 
Con esta acción, nuestros compañeros portuarios nos muestran un camino para ocupar los espacios que corresponden a las organizaciones de trabajadores y trabajadoras que están en vías de recuperar la dignidad, unidad y solidaridad que existió en nuestro país.
 
Asimismo, debemos destacar y no olvidar, saludar y agradecer el noble trabajo que están realizando las trabajadoras y los trabajadores de la salud en condiciones muy estresantes e injustas, expuestos en la línea de fuego de esta pandemia.
 
Por ello hacemos un llamado a las autoridades a escuchar y responder prontamente a las necesidades de ese sector, para que cuenten con los medios para enfrentar adecuadamente esta pandemia y también llamamos y conminamos a la población a adoptar todas las medidas de cuidado porque debemos tratar de evitar que sigan muriendo personas, ya que la vida de todos es muy valiosa.
 
Llamamos a las familias más ricas del país para que, sin necesidad de una ley, se auto impongan un impuesto para enfrentar esta crisis, mejoren las remuneraciones de los trabajadores y trabajadoras de sus empresas, ordenen el congelamiento de las deudas, reajustes e intereses que las personas naturales, pequeñas y micro empresas tienen con sus grandes empresas, en fin, de una vez “se pongan la camiseta por los habitantes de
nuestro país”, así como ellos siempre piden a sus trabajadores y trabajadoras que se “pongan la camiseta de sus empresas”.
 
Siguiendo el ejemplo de la Primera Ministra de Alemania, Angela Merkel, reiteramos nuestra demanda al presidente de la República para que pida disculpas al país y retire la presentación hecha ante el Tribunal Constitucional, otorgue urgencia a la discusión sobre nuevos impuestos a los más ricos, entregue soluciones que apoyen efectivamente a toda la población y cambie el sistema previsional, porque en caso contrario dejará patente su incapacidad para gobernar este país.
 
Finalmente llamamos a las organizaciones sindicales, sociales y poblacionales de nuestra región a:
 
1.- Adherir a las movilizaciones que se convoquen.
2.- Convocar a más sindicatos a sumarse a las movilizaciones.
3.- Rechazar de plano la presentación al TC por parte del Gobierno del tercer retiro.
4.- Coordinarnos y prepararnos para el 30 de abril y las movilizaciones hacia adelante.
 
Nos declaramos en alerta para exigir todas las medidas que sean necesarias para proteger los derechos de todas las personas y adoptar aquellas acciones que permitan que nuestras demandas sean escuchadas.
 
En la Unidad Sindical.
 
POR UN CHILE MÁS JUSTO, EQUITATIVO, SOLIDARIO, UNIDO Y PLURINACIONAL. PLURISINDICAL DEL BIOBÍO: POR UN NUEVO CHILE.
 
Sindicato Enap – Petrox Refinería Biobío
Sindicato Nº 1 Trabajadores Empresa Compañía Siderúrgica Huachipato
Sindicato de Trabajadores Ferroviarios del Sur (Sitrafesur)
Sindicato Astilleros y Maestranza de la Armada
Sindicato de empleados de Astilleros y Maestranza de la ArmadaASMAR (T)
Sindicato de Administrativos y Profesionales Ferrocarril del Pacífico S.A.
Sindicato Estacionar S.A. suc. Concepción
Sindicato Hiper Líder Prat Concepción.
Federación FENATRASUB
Federación Trabajadores Masisa (Fetramas)
Asociación de funcionarios de la Administración del Departamento de EducaciónMunicipal Tomé (AFADEM)
Federación Regional de Funcionarios y Funcionarias DAEM Región del Bio Bío (FEFUDEM Bio Bío)
Asociación de funcionarios y funcionarias del Departamento de Educación Municipal
de Cabrero (AFUDEM)
Asociación de funcionarios y funcionarias del Departamento de Educación Municipal de Penco
Sindicato de Tripulantes pesquera Foodcop (SINTRIFOOD)
Asociación de funcionarios de Asistente de Educación Talcahuano (AFAET)
Asociación de Técnicos Asistentes de Párvulos DAEM Talcahuano (AFUPAT)
Sindicato Hidronor Copiulemu
Sindicato Unimarc Coronel.
Confederación de Profesionales de los Servicios de Salud Región del Biobío (FENPRUSS)
Coordinadora No + AFP Provincial Concepción.
Asociación de funcionarios Municipales de Coronel (ASOTRAMUC)
Federación de Asociaciones de Funcionarios de Educación Municipal
Sindicato de Empresa Alvex Establecimiento Concepción.
Sindicato de Diario El Sur
Sindicato Trabajadores de Petroquim.
Sindicato de Trabajadores Universidad de Concepción repartición Lotería Concepción.
Asociación Comunal de Funcionarios del Departamento de Educación Municipal deTalcahuano (AFUDAEM).
Federación Regional de Sindicatos de Trabajadores Independientes de la Pesca Artesanal y Afines de la Región del Bio-Bio (FEREPA Bio Bío).
Coordinadora Territorial Los Cerros de Talcahuano
Coordinadora Territorial Libertad Gaete
Sindicato Trabajadores Papeles Biobío
Asociación de Funcionarios de Salud Municipal Hualpencillo (AFUSAM)
Colegio de Profesoras y Profesores de Chile, Regional Bio Bío.
Colegio de Profesoras y Profesores de Chile, comunal Tomé.
Sindicato N° 1 Tracción Fesub Concepción
Sindicato de Trabajadores Ferroviarios de Empresa Fesub Afines y Conexos
Sindicato Trabajadores Embonor S.A. Concepción.
Sindicato de Trabajadores Corporación UdeC-CFT Lota Arauco
Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) Región del Bio Bío
Sindicato N° 1 Tracción Fesub Concepción
Sindicato de Trabajadores Ferroviarios de Empresa Fesub Afines y Conexos
Sindicato Trabajadores Embonor S.A. Concepción.
Sindicato de Trabajadores Corporación UdeC-CFT Lota Arauco
Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) Región del Bio Bío
Sindicato de Trabajadores de la empresa Crossville Fabric Chile S.A. N°1.
Sindicato Colegio Santa Bernardita de Talcahuano.
Sindicato de Trabajadores Unidos INCHALAM.
FAFEM Región del Bio Bío.
Federación de sindicatos de empresas de servicios de Enap Refinería Biobío (FESES)
 
 

CEECH: Las FF.AA. chilenas y la encrucijada democrática

Militares

Vasili Carrillo, Carlos Gutiérrez, Ricardo Paredes (Centro de Estudios Estratégicos Chile, CEECH)

20 abril 2021

Cada día los altos mandos de las Fuerzas Armadas chilenas parecieran hacer denodados esfuerzos por profundizar ese abismo que las separa de la sociedad civil, de la precaria democracia que todos dicen defender y del momento constituyente que se ha abierto producto del agotamiento y la indignidad de una gran mayoría que se ha visto explotada y discriminada para sostener esta sociedad de privilegios y de su plutocracia gobernante.

Las manifestaciones sociales; las consignas de la calle que les reclamaron su vuelta a los cuarteles; las opiniones de una oposición política menos timorata que se han levantado para denunciar y judicializar casos de corrupción y amenazas abiertas a la democracia; las aseveraciones de organizaciones de derechos humanos, tanto nacionales como extranjeras, sobre las violaciones a los derechos humanos y el uso excesivo de la violencia cometidos en contra de manifestantes connacionales; las sucesivas encuestas de opinión pública que demuestran su tendencia a la baja en la apreciación sobre las instituciones armadas y su identificación con la elite empresarial y de derecha;  y una importante franja de candidatos constituyentes que ya han manifestado sendas opiniones sobre los necesarios cambios constitucionales relativas a la ubicación y definiciones de estas instituciones en la nueva Constitución; son demasiadas señales sostenidas en el tiempo que nos hablan de altos mandos incapaces de una lectura mínima racional sobre el Chile actual y que han preferido una actitud endogámica que está teniendo como resultado instituciones con altos índices de entropía organizacional.

Esto es aún más grave en instituciones que tienen el monopolio de las armas, que todavía tienen altas prerrogativas en las actuales definiciones de los estados de excepción y que su disposición a participar en acciones de seguridad interior solo estuviera condicionada a que se les relajaran las reglas de uso de la fuerza (RUF) para no tener que dar cuenta de estándares internacionales y enfrentarse a la justicia.

En esta cerrazón frente a los cambios sociales y políticos que están demandando mayor densidad y profundidad de la democracia desde hace décadas, se han encontrado con aliados ideológicos activos en el gran empresariado y la derecha gobernante, y en aliados por omisión de una élite transversalmente conservadora que apostó por una tesis de control civil que consistió en una “profesionalización autómata” caracterizada por un alto y descontrolado gasto militar (tanto de ley reservada del cobre como del presupuesto regular del Estado), sin definiciones taxativas de nuestra política y estrategia de Defensa, con una ley ministerial tardía y poco sustantiva, y sin controles exhaustivos de sus procesos internos.

Es bueno recordar ese maridaje psicológico-político entre Ricardo Lagos y Juan Emilio Cheyre, que dio pie para aseveraciones como el “Nunca Más” y la misión de “Juan soldado” que iniciaba un nuevo período profesional en la institución militar. Los resultados a poco andar se pudieron apreciar, y no solo porque ese mismo comandante en jefe fue acusado de violaciones a los derechos humanos, sino que su sucesor negoció un cargo político con el presidente Piñera estando en servicio activo (Izurieta) y además estuvo vinculado al caso FAM de pagos irregulares a militares activos; y los que siguieron a su vez están procesados por fraude fiscal (Fuente-Alba y Oviedo), así como la investigación que pesa sobre más de 800 oficiales del Ejército.

Por esta vía se logró una mayor autonomía de las fuerzas armadas, y un desprestigio de la conducción civil ya que el Ministerio de Defensa se transformó en una agencia deslavada y con ministros poco robustos y escasamente empoderados para ejercer una conducción moderna y democrática.

El resultado está a la vista, no solo no se logró que las fuerzas armadas se concentraran solo en sus responsabilidades profesionales (para las cuales están materialmente sobre dotadas), sino que ante el vacío de conducción política civil, siguieron siendo un actor de la política interna, como se demuestra en forma tan evidente en los casos de espionaje a periodistas, el amedrentamiento a la jueza Romy Rutherford, la desaparición de documentos judiciales, la declaración sobre el monumento al general Baquedano y ahora la declaración sobre un programa humorístico del canal  de televisión La Red.

Pero esta autonomía de doble entrada, los que la buscan y los que la otorgan, también tiene efectos hacia adentro. Los casos de corrupción de comandantes en jefes, de altos oficiales, la vigilancia y el castigo hacia los propios para que se inhiban de denunciar, la desprolijidad en procesos internos, los privilegios materiales, indudablemente ponen en cuestión las capacidades profesionales en cumplimiento de sus misiones básicas y generan dudas razonables al respecto.

Esta realidad hace más imperioso que el momento y debate constitucional abarque en profundidad y con estándares democráticos más exigentes las definiciones sobre las fuerzas armadas, por lo menos los siguientes: el concepto de seguridad que las definirá; sus funciones y roles; la conformación de los altos mandos; su estatus democrático; su participación en los estados de excepción.

Así como la sociedad chilena, con el actual momento constituyente, está cerrando un largo ciclo (podríamos decir que definitivamente el de la transición a una democracia profunda) y a su vez abriendo uno nuevo, le corresponde a las fuerzas armadas sintonizar con ese proceso y también cerrar su largo ciclo de ideologización antipopular iniciado en la década de los sesenta del siglo XX, en que se transformaron en el combatiente de un teatro de operaciones secundario de la gran confrontación entre capitalismo y comunismo que implementó Estados Unidos, y que tuvo como resultado la tragedia histórica del Golpe civil-militar de 1973, y una de las más cruentas dictaduras de nuestra sub región y una espiral de degradación institucional que todavía se mantiene.

Todas estas actuales acciones políticas de las fuerzas armadas no son exabruptos ni actos incontinentes. Ampararse en esa lectura solo servirá para prolongar el vacío dejado por la conducción política democrática, mantener su inercia sobre ideologizada y cerrar la oportunidad de una nueva relación con la sociedad, basada en el profesionalismo y la convicción democrática.

Este es el momento de la encrucijada democrática de las fuerzas armadas chilenas.

Colectivo Educar y Transformar: ¡Docentes a las aulas, militares a sus cuarteles!

 

educar

Empezando el año académico 2021, asistimos a una arremetida ideológica de sectores ligados a la derecha, sectores tradicionales conservadores, autoritarios, antidemocráticos militares y neoliberales, en el seno del campo educacional. Esto viene a afectar e impactar en el quehacer educativo de muchas formas, y viene a alimentar y activar un campo de disputa ideológica, dentro del conjunto de las políticas educativas en nuestra sociedad.

Por un lado, presenciamos que la educación tecnocrática neoliberal se consolida en la educación chilena. Esto se manifiesta a través del traspaso de la educación municipal a los Servicios Locales de Educación, una planificación educacional que obedece a lógicas gerencialistas y de rendición de resultados. Al respecto, desde el comienzo de la puesta en marcha de estos organismos educacionales, se evidencia un discurso ideológico, anti-trabajador/a, donde al mismo tiempo se cuestiona y se pone en tensión la organización de los y las trabajadoras de la educación. Esto se evidencia en que los Servicios Locales actúan con una actitud de menosprecio y menoscabo hacia la labor de los/as profesores y profesoras, manteniendo las lógicas precarizadas en lo laboral, quitándoles protagonismo y autonomía en decisiones educativas que deberían pasar por las comunidades educativas.

Por otro lado, en el ámbito curricular, se evidencia el lanzamiento público de un convenio entre la Armada y el Ministerio de Educación, que permite implementar un Programa de Educación en Derechos Humanos y Educación Ciudadana para estudiantes de 8° a 4° medio. Pero la verdad es que esta intromisión de la Armada en las aulas desde esta área no es nueva. Es importante tener presente que la Armada viene desde hace años construyendo su propio discurso acerca de temáticas en extremo sensibles para los y las educadores y educadoras, como lo son la Formación Ciudadana. En Valparaíso y Viña del Mar hace varios años ya que la Armada es sostenedora de varias escuelas. Por ejemplo, podemos dar cuenta de la Fundación Carlos Condell, la cual administra un conjunto de establecimientos educacionales. Al respecto, se observa que desde el año 2010 se vienen impartiendo programas propios de Educación Ciudadana y Derechos Humanos, programas que se implementan en el marco de las horas de libre disposición. Los establecimientos educacionales donde se imparte este currículum educativo, son el Patricio Lynch y el Guardia Marina Riquelme, ambos en Playa Ancha. También es el caso del Colegio Lord Cochrane, en Viña del Mar. Queda así evidenciado que la Armada tiene un camino recorrido en la Región, de implementación de su propio curriculum. No sería extraño que se presenten situaciones similares en el resto  del país, donde las Fuerzas armadas, y la Armada en particular, diseñan e implementan su propia política educativa respecto de Derechos Humanos y Educación Ciudadana para nuestros niños/as, jóvenes y sociedad en general.

Lo que sabemos, con estos antecedentes preliminares, es que una parte del estudiantado porteño ha sido y es foco y objetivo de la Armada para intervenir en la formación en Educacion Ciudadana y Derechos Humanos, desde   una mirada doctrinaria y    beligerante, militar, autoritaria, nacionalista, chovinista, antidemocrática. A esto podríamos agregar el adoctrinamiento militar que se imparte en las escuelas llamadas “premilitares”, que militariza y disciplina a niños/as y adolescentes, desde el vestuario hasta su forma de pensar y actuar.

Creemos, como docentes críticos, que es del todo reñido con la ética el que las Fuerzas Armadas, instituciones que violaron las leyes del Estado de Derecho, que violaron los Derechos Humanos de niños/as y adolescentes de forma sistemática durante la dictadura, y que continúan hoy siendo violados flagrantemente, puedan impartir educación en Derechos Humanos. No es posible que quienes tuvieron responsabilidad directa  en  la represión contra los sectores populares, quieran dar cátedra sobre Educación Ciudadana. No es posible que instituciones que no han mostrado ningún arrepentimiento y no colaboran en encontrar verdad y justicia en nuestra sociedad, vengan a enseñar preceptos éticos a los y las estudiantes.

Vemos con preocupación como docentes y educadores/as, que la Armada diseñe e implemente programas de Educación Ciudadana para ser llevados a todas las aulas chilenas  con el auspicio del Ministerio de Educación, desde una interpretación histórica castrense. No podemos sino condenar y denunciar, que la Armada de Chile, gestora y actora del golpe militar, de las políticas y acciones represivas del terrorismo de Estado, hoy se auto arrogue   el derecho y competencia de formar a niños/as y jóvenes. Más aún, educar en Educación Ciudadana y Derechos Humanos.

Ante     esta situación, y todo lo que ello contiene e implica, creemos que estos programas se sustentan en una base ética cuestionable e ilegítima y por tanto, del todo condenable. No puede ser posible que la educación chilena, en todos sus ámbitos, acepte un discurso, menos una cátedra que haga un lavado de imagen y/o negacionismo de las violaciones de Derechos Humanos ocurridas en tiempos de la dictadura militar chilena. Esto afecta, agrede y violenta a nuestras comunidades educativas. Lesiona a su vez, la esencia de la educación en Derechos Humanos, llevada a cabo por educadores y educadoras conscientes y por las organizaciones de DDHH, que incansablemente han luchado y luchan por conseguir verdad y justicia histórica y terminar con la impunidad.

Estos hechos debieran inmediatamente prender las alarmas entre los y las docentes y educadores/as. Estos hechos lesionan y tensionan las labores pedagógicas en distintos ámbitos. Consideramos que, como educadores/as e intelectuales, con horizontes pedagógicos transformadores, deberíamos desarrollar un análisis en profundidad y construir opiniones colectivas, un discurso político-pedagógico para hacer frente a los discursos neoconservadores. Pensamos que todo educador y educadora debe tomar posición frente a estas problemáticas tan sensibles, que involucra tomar posicionamientos políticos y éticos claros. Ya lo decía el educador Paulo Freire cuando se refiere a la cuestión de las disputas de poder dentro de la Educación:

Pero es en este sentido también que, tanto en el caso del proceso educativo como en el del político, una de las cuestiones fundamentales es la claridad, saber a favor de quien y de qué, y por lo tanto contra quién y contra qué, hacemos la educación y de a favor de quien y de qué, y por lo tanto contra quién y contra qué, desarrollamos la actividad política. Cuanto más alcanzamos esa claridad a través de la práctica, tanto más percibimos la imposibilidad de separar lo inseparable: la educación de la política. Entendemos entonces con facilidad que no es posible pensar siquiera la educación sin estar atento a la cuestión del poder.

Paulo Freire: La importancia de leer y el proceso de liberación. Siglo XXI. México, 1992, página 110.

Invitamos a todas las personas a manifestarse por una campaña que muestre la molestia por esta arremetida conservadora neoliberal. Esta campaña debe dejar en evidencia que este camino que ha tomado el gobierno y los/as militares, es parte de una estrategia que sólo busca lavar la imagen de quienes históricamente han violado los Derechos Humanos y validar esas acciones a través de mentiras y ocultamiento de la verdad. Invitamos a toda la sociedad a decir algo, a plantear su opinión, a manifestarse por diferentes medios y a dejar claro que son los y las docentes quienes deben trabajar en la formación de nuestros y nuestras jóvenes estudiantes. Porque el mandato social es claro: 

¡Docentes a las aulas, militares a sus cuarteles!

Colectivo Educar y Transformar

Valparaíso, abril 2021

Expertos en defensa rechazan militarización en Zona Mapuche

milicos araucaníaDECLARACION

GRUPO DE ANALISIS DE DEFENSA Y FUERZAS ARMADAS (GADFA)

RECHAZO AL INTENTO DE MILITARIZAR EL CONFLICTO MAPUCHE

Como reacción a los últimos hechos ocurridos en la denominada Macrozona Sur, el Presidente Sebastián Piñera insiste en una peligrosa militarización del conflicto mapuche. Reitera un enfoque represivo, a través de una agenda legislativa centrada en el control del orden público, sin abordar ningún problema de fondo. En esencia, la propuesta del gobierno se obstina en involucrar a las Fuerzas Armadas en actividades policiales.

La puesta en escena presidencial incluyó la convocatoria del Comandante en Jefe del Ejército, y del jefe del Estado Mayor Conjunto, buscando generar la imagen que el conflicto también es de naturaleza militar. La insistencia por implicar a personal de las FF.AA., en particular al Ejército, ha sido una constante en estos tres años de gobierno, en conformidad con la visión predominante en la derecha, de las poderosas forestales de la zona, y de parte del empresariado agrícola local.

Sin la dictación de un Estado de Sitio o de Emergencia, el ministro del interior, Rodrigo Delgado, informó de un “patrullaje mixto”, compuesto por policías y militares, y la operación de un “puesto de mando” conjunto, donde participan funcionarios, las policías, junto a personal del Ejército. Estas actividades de cooperación interinstitucional han merecido el insólito respaldo del general Director de Carabineros, quien confesando la ineficacia institucional, sostuvo que se debe ir “incorporando a las FF.AA. con todas sus capacidades”.

La intervención de los uniformados es contraproducente, y no contribuye a la solución del conflicto. La labor policial no es función de las FF.AA.; ni su equipamiento ni entrenamiento corresponde a las tareas propias de la seguridad pública. El empleo de la fuerza militar gatillará una espiral de violencia, y dañará en forma definitiva la imagen de las instituciones armadas en amplios sectores de la ciudadanía. La estrategia de comprometer a los militares en la Araucanía ha sido cuestionada, incluso, por analistas cercanos a las propias instituciones, quienes han enfatizado que se trata “de un camino sin retorno”.

Ninguna propuesta que enfrente seriamente el conflicto mapuche, puede obviar que esté tiene profundas raíces histórico-políticas; las que deben abordarse en su integridad. La usurpación de tierras, en el contexto de la llamada “pacificación de la Araucanía”, es una de las principales. Actores como el Congreso, los partidos políticos, y las propias comunidades en conflicto, son los llamados a concurrir a un verdadero Acuerdo Nacional para desterrar la violencia. Recurrir a una mayor militarización, sólo pondrá en juego el respeto a los derechos humanos y la fortaleza de nuestra democracia.

Pavel Guíñez, candidato constituyente en el Distrito 20, pide a Comisión de Ética del Senado que cite Moreira por dichos en contra de profesorado

 

PAVEL1

Distrito 20, febrero 15 de 2021

 SEÑORES

COMISIÓN DE ÉTICA

SENADO DE LA REPÚBLICA DE CHILE

PRESENTE,

 De mi consideración,

He presenciado, este lunes 15 de febrero, a través de las pantallas de Chilevisión, las gravísimas imputaciones que el Senador Iván Moreira profiriera en contra del profesorado de nuestro país al señalar que estos habrían estado de “vacaciones durante todo el año pasado”.

Con sus palabras, evidentemente falsas,  el mencionado Senador ha agraviado al conjunto de las y los profesores de nuestro país que, en medio la crisis sanitaria derivada de la pandemia por coronavirus ha afectado a nuestro país, las y los docentes han  debido atender sus obligaciones, adaptándose al trabajo docente a distancia, destinando para este efecto muchas más horas de las habituales para lograr los aprendizajes en la población escolar a pesar de la dificultades.

En mi calidad de hijo y nieto de profesoras he sentido en lo personal el agravio infringido por el Senador Moreira a las y los profesores chilenos, pues he sido testigo de los esfuerzos que muchos y muchas profesoras han llevado a cabo para cumplir con su deber en el proceso enseñanza – aprendizaje durante el año 2020 en medio de la pandemia.

Por todo lo anterior solicito, a la Comisión de Ética del Senado de la República, se cite al mencionado senador a esta instancia, se le pidan las explicaciones del caso y se lo sancione en caso de encontrar alguna falta que lo amerite, por lo pronto yo distingo, claramente, que al menos ha contribuido, con la actuación en comento, al desprestigio del Congreso Nacional en tanto integrante de él.

 

PAVEL GUÍÑEZ NAHUELÑIR

DIRIGENTE FENPRUSS

CANDIDATO INDEPENDIENTE 

CONVENCIÓN CONSTITUCIONAL DISTRITO 20

MAURICIO REDOLÉS: ¿Cuántos crímenes más debe cometer Carabineros para que el Estado comprenda que esta policía es un verdadero “enemigo interno”

redo

CARABINERO NO RIMA CON ARTE CALLEJERO

Mauricio Redolés.

Como un deja-vou de las imágenes de lo ocurrido en las puertas del Teatro Municipal de Santiago el lejano 24 de septiembre de 1987 cuando el carabinero Orlando Tomás Sotomayor Zuñiga baleó en la cabeza a la joven pianista María Paz Santibáñez Viani, en una jornada de protesta contra el rector de la Universidad de Chile José Luis Federici designado por Pinochet, hoy podemos ver las imágenes de otro carabinero baleando a otro joven artista. Esta vez un 5 de febrero del 2021 en una esquina de la Plaza de Armas de Panguipulli. Esta vez, a diferencia de lo que pasó con la pianista, el joven malabarista Francisco Martínez Romero murió rodeado de sus sables de juguete y el estupor de los habitantes de ese pueblo.

Tal como en el caso de la pianista María Paz Santibáñez, en que estando herida de un balazo en la cabeza fue detenida y se dijo por las autoridades de la dictadura que ella había atacado al carabinero, hecho que fue desmentido gracias a que el vil ataque del uniformado había sido grabado en video por el medio informativo Teleanálisis, lo que permitió que el carabinero fuese acusado de cuasidelito de lesiones y “condenado” por la justicia militar (juez y parte) a la “enorme y durísima” pena de 61 días de firma y continuó en el servicio. Así mismo en esta nueva dictadura, disfrazada de “democracia” Carabineros defiende el actuar del uniformado que dio muerte al malabarista de Panguipulli señalando que fue en “legítima defensa propia” (declaración del teniente coronel Boris Alegría).

Este crimen, junto a cientos de otros crímenes cometidos por Carabineros y que no reciben el castigo adecuado por ser procesados por la así llamada “justicia militar” solo, deshonran y agravian nuestra dignidad como país. Esto sin considerar la “mano blanda” de Carabineros producto de su cobardía para enfrentar a las bandas de narcotraficantes y las mafias de camioneros entre otros privilegiados de este país que posee una policía uniformada carente de dignidad, ensuciándonos a todos y a todas con su proceder que debiera hace tiempo estar en el basural de la historia.

Coincido plenamente con el abogado Jaime Bassa quien llama a “disolver Carabineros de Chile y construir una nueva fuerza policial que respete nuestras garantías y derechos básicos”. No coincido con llamar a una “refundación de Carabineros”, porque quedará la impronta de una policía que más ha dañado al país que otra cosa. No es “Refundación” lo que hay que exigir, sino una “Disolución de Carabineros”, para empezar desde cero y terminar con este cuerpo policial, as del latrocinio y del abuso de los habitantes más humildes de este país, como el crimen de la joven obrera Ramona Parra asesinada el 28 de enero de 1946, como el crimen del profesor Manuel Guerrero Ceballos asesinado el 30 de marzo de 1985, como el crimen del joven mapuche Camilo Catrillanca, asesinado el 14 de noviembre del 2018, como el crimen del joven artista Francisco Martínez Romero asesinado el 5 de febrero del 2021, entre cientos de chilenos y chilenas asesinados por Carabineros. ¿Cuántos crímenes más debe cometer Carabineros de Chile para que el Estado chileno comprenda que esta policía uniformada es un verdadero “enemigo interno” que lleva a que miles de personas tengan el deseo legítimo de incendiar el país? Por lo menos en Panguipulli a esta hora de la madrugada del 6 de febrero del 2021 cientos de jóvenes ya lo están haciendo. Esto no da para más. Hace tiempo que no da para más.

Título principal SICNoticias.

Fuente: https://www.facebook.com/MauricioRedolesBustos/?ref=page_internal

Confederación FENPRUSS emite comunicado por asesinato de Francisco Martínez en Panguipulli.

pangui

El incidente de este viernes en Panguipulli, que terminó con la vida de Francisco Martínez Romero a manos de un carabinero, deja en evidencia nuevamente el país real en el que vivimos. Un procedimiento policial de rutina termina en una muerte, en un pueblo bucólico que identificamos con vacaciones, descanso y naturaleza.

Luego se desata la ira de quienes fueron testigos impotentes de la fuerza desproporcionada y el abuso de Carabineros de Chile. En seguida, la prensa cubre con su maniqueísta mirada cómo los “malos” desatan el caos y los “buenos”, que sustentan el poder, llaman a la paz social.

Y en medio de todo esto, estamos las y los indignados a la distancia, aquellos y aquellas que desde nuestra zona de confort declaramos que esto no puede seguir.

No podemos seguir justificando abusos, torturas y asesinatos en manos de quienes deberían resguardar nuestra seguridad. Carabineros de Chile está más que desacreditado por la ciudadanía y ya nadie “duerme tranquilo…sin preocuparse del bandolero”, porque los bandoleros están en sus filas.

Como profesionales de la salud no podemos guardar silencio ante este hecho. Exigimos que el gobierno asuma su responsabilidad política y se refunde la institución de Carabineros; que la justicia aplique la ley que existe para todas y todos los habitantes de este país, y se asista de manera reparatoria a todas las personas que fueron testigos impotentes de este crimen, en especial a su familia y amigos.

COMISIÓN DE DERECHOS HUMANOS

CONFEDERACIÓN FENPRUSS

Unidad Social Bio Bio conforma Comando Constituyente para apoyar candidaturas de Lorena Lobos y Pavel Guíñez por el Distrito 20

1

El Comando Constituyente de Unidad Social Bio Bío quedó conformado tras efectuarse una reunión en la que participaron organizaciones de trabajadores adheridos a esta entidad que nació al calor de la revuelta social iniciada en octubre de 2019.

Unidad Social Bio Bío tuvo un gran protagonismo en la región convocando y participando de las convocatorias a movilizaciones durante el estallido y luego se sumó a la campaña por el apruebo para cambiar la constitución.

Como se sabe finalmente, en el plebiscito realizado en octubre del 2020, la opción apruebo obtuvo sobre un 73% de las preferencias configurando de este modo una aplastante derrota a la otra opción, a nivel nacional el promedio del triunfo del apruebo se empinó casi al 80%.

Con la aprobación, también aplastante, del mecanismo de la Convención Constitucional, que finalmente se definió de carácter paritario y la incorporación de 17 escaños reservados para los pueblos originarios Unidad Social Bio Bío, se dio a la tarea de lograr la máxima unidad posible para presentar una lista lo más unitaria posible y así asegurar la preeminencia de convencionales que optaran por cambios reales y profundos en la redacción de la nueva constitución y que provinieran preferentemente del mundo social e independientes.

A pesar de los esfuerzos desplegados en múltiples reuniones y encuentros no fue posible arribar a la deseada unidad, por lo que Unidad Social Bio Bío resolvió respaldar las candidaturas de Lorena Lobos de la ANEF y Pavel Guíñez de la Confederación FENPRUSS.

Para traducir en apoyo concreto a ambas candidaturas se creó el Comando Constituyente de Unidad Social Bio Bío el que, en su primera reunión, resolvió seguir avanzando en la definición de áreas prioritarias y seguir reuniéndose para planificar el trabajo de campaña.

Ambos candidatos, que estuvieron presentes en la reunión, valoraron la instancia señalando Lorena  Lobos que este es “…un paso más en el camino a la constituyente” y agradeciendo el apoyo, en tanto Pavel Guíñez manifestó estar feliz con lo acontecido “…acabamos de concluir reunión y ya está conformado el Comando Constituyente de Unidad Social Bio Bío, con el compromiso de grandes organizaciones para seguir avanzando unidos por un Chile mejor”.

 

Prensa #PavelPorLaConstituyente

 

TESTIMONIO: A 31 años de la Gran Fuga de la Cárcel Pública. Por Eduardo Asenjo.

 

gran fuga

A 31 AÑOS
Repito texto que debiera estar en los libros de historia

UN SALUDO A TODAS Y TODOS QUIENES SE ALEGRARON AL ESCUCHAR LA NOTICIA …
CON DECISIÓN, OSADÍA Y ORGANIZACIÓN

Fuimos 50 los Presos Políticos trasladados desde la “Peni” a la “Pública”, lo hizo Gendarmería, por orden de las fiscalías militares en Julio de 1988, días antes que realizáramos una gran actividad política en la “Peni” por el evento cultural “Chile Crea”.

La Cárcel Pública era completamente diferente a la que conocíamos, aquí sólo encontramos cemento, rejas, latas y un sistema represivo muy grande hacia los Presos Políticos.

Sin poder movernos por las diferentes galerías, sin ver a los otros P.P. cuando lo necesitábamos, con horas de encierro desde las 17 hrs.  hasta las 8 hrs. del día siguiente un grupo de P.P. empezó a imaginar, planificar y desarrollar la construcción de un túnel en la galería 5-6.

No fue fácil para ese pequeño grupo llegar a una idea operativa completa y que fuera posible de desarrollar. A pesar de que todos llevábamos varios años prisioneros de la dictadura y conocíamos las rutinas carcelarias, estábamos en un medio del que no conocíamos nada.
Una buena parte del plan de la fuga y su éxito pasó por una lucha en la cual logramos modificar completamente el medio. Con mucha dificultad, paciencia, disciplina y osadía logramos ese objetivo. Empezamos ganando una hora de desencierro y terminamos encerrándonos solos a las 2 ó 3 de la mañana; de la imposibilidad de trasladarnos de galerías logramos un tránsito expedito entre las 4 galerías de P.P. durante todas las horas de desencierro y con un tránsito “controlado” en las otras horas; prolongamos el horario de visita de 6 horas a la semana hasta 17 horas a la semana, pudimos realizar gimnasia en los patios sin que nos castigaran, nuestros hijos nos pudieron visitar en forma especial una vez al mes y construimos las carpas que los días de visita nos protegían del sol o la lluvia, las que no sólo entregaron cobertura para el amor sino que fueron de gran ayuda en nuestra fuga.

En Agosto del ‘88 se inició la construcción de un túnel en una celda del primer piso de la galería 5-6. A principio de Diciembre, cuando la primera parte ya estaba casi completa y en el mismo momento que gendarmería trasladó a la “Pública” a casi todos los P.P. que habían quedado en la “Peni”, los oficiales a cargo del penal nos comunicaron a los habitantes de la galería 5-6 que debíamos cambiarnos a la galería 7-8 o a la galería 11-12. Entre peleas, discusiones y explicaciones pudimos prolongar la medida un par de días, tiempo suficiente para cubrir toda huella y prepararnos para empezar de nuevo.

El mes de Diciembre, en este nuevo lugar, fue de preparación y mucha actividad, especialmente en lo político y por las fiestas de fin de año.
De Enero a Marzo del ’89 se construyeron Manzana, Pepino y Pera, así llamábamos a cada una de las tapas que ocultaban la entrada al túnel, la comunicación entre las celdas del primer y segundo piso y la entrada al techo.

Entre los meses de Abril y Julio excavamos un foso de 6 metros bajo la celda 4 del primer piso.

Por dificultades originadas en la comunicación con el equipo externo responsable de ayudarnos y por la indecisión del desarrollo de la siguiente fase de la operación sólo en el mes de Setiembre comenzamos el avance horizontal del túnel. Desde Setiembre del ’89 al 29 de Enero del ’90 se cavaron los casi 70 metros longitudinales que completaron el túnel.

El ingenio popular lo pusimos a prueba en esta operación, creamos muchas cosas y situaciones, desarrollamos un lenguaje codificado y nos preocupábamos de nuestra actitud para que no nos delate la felicidad de saber que pronto saldríamos en libertad. Todo el día nos pasábamos pensando en nuestro túnel y el qué hacer para que no lo pillaran.

Vivíamos bajo normas impartidas por el fiscal Torre (hoy preso en Punta Peuco) y la CNI, en una “cárcel de alta seguridad” con gendarmes cuidando las galerías las 24 horas del día, con allanamientos frecuentes y sorpresivos por lo que escondrijos y embutidos -que nunca detectaron- debieron construirse.

Todas las cosas que realizamos habrían sido insuficiente para proteger nuestra operación si nos hubiéramos dedicado sólo al túnel, una gran actividad en lo político, en torno a lucha por reivindicaciones, un permanente contacto con nuestro pueblo fueron entre otras muchas cosas lo que impidió que gendarmería obtuviera información desenmascarante de lo que realmente hacíamos un grupo de 19 P.P.

En esta resumida historia pareciera que fue simple todo el trabajo realizado para construir “LOLITA” -asi llamábamos al túnel-, fueron miles los detalles que tuvimos que cuidar, desarrollar un gran esfuerzo personal y colectivo, la creatividad en un medio totalmente adverso se puso a prueba con un resultado excelente por parte de quienes participamos en la fuga de la Carcel Publica de Santiago conocida hoy como “Operación Éxito”.

Producto de la velocidad de avance y de nuestros deseos se pensó que estaríamos listos para Diciembre del ‘89, pero al pasar “Lolita” sobre el tren subterráneo nos retrazamos. Sí en cada jornada de trabajo avanzábamos hasta 70 cm, sobre el metro el avance no era mayor a 20 o 30 cm en 6 u 8 o 9 horas de trabajo diario. Aunque llegamos a trabajar 17 horas al día -en diferentes turnos de mañana, tarde y noche- no logramos salir el 31 de Diciembre de 1989.

Habiendo pasado el túnel sobre el tren subterráneo y según los planos entregados por el equipo externo, el día miércoles 10 de enero, en una reunión con ellos, se decidió el 21 de enero como fecha de salida.
Para el día de la fuga había un plan que implicaba activar todo lo que en torno a la salida había preparado el equipo externo: Recepción a la salida, preparación de las casas que nos acogerían y el traslado a ellas. Todo con enlaces, señales de normalidad y peligro para los contactos y una compartimentación bastante estricta. En todo esto eran muchos los compañeros involucrados por lo que determinar un día significaba un compromiso muy grande.

Se trabajó mucho pero el túnel no se pudo terminar para el domingo 21 de enero. Sólo ese mismo día, en la que debió ser la reunión final con el equipo externo, se les pudo avisar de la situación y se aplazó la salida en 7 días, para el Sábado 27.

Esa semana fue de gran expectación, todos los que trabajábamos en el túnel sabíamos que esa era la semana final, la excavación se había terminado, el día 24 se se realizaron algunas pruebas para verificar donde estábamos saliendo y nos dimos cuenta que nos faltaban como 3 metros de túnel.

Estábamos saliendo en la vereda, frente a un puesto de vigilancia de la guardia armada de gendarmería y no en medio de las palmeras que estaban al otro lado de la pandereta de la Estación Mapocho; por lo que nuevamente se aplazó la salida, esta vez sería la última, para el Lunes 29 de Enero.

Continuamos avanzando en la construcción del túnel para sacar los últimos metros de tierra, pero como ya habíamos cerrado la entrada al techo colocamos esa tierra en todos los espacios que no eran absolutamente necesarios dentro del túnel.

El Lunes 29, después de la visita de nuestros hijos, que de parte nuestra fue una despedida y después de la cuenta vespertina, se dio inicio a la última etapa.

A las 18 horas ingresaron 3 compañeros para cavar los centímetros finales de “Lolita”.

A las 20 horas los 21 restantes nos acuartelamos en las 3 celdas, dispuestas para ello en la galería 7-8. El número de P.P. fugados en forma planificada finalmente sería de 24, hablamos incorporados 5 compañeros en la última semana, ellos no conocían el interior del túnel ni sabían donde estaba, por lo que otra preocupación se nos agregaba.
Con un control muy estricto de nuestro teatro operativo y según las señales convenidas, a las 21 horas empezamos a trasladarnos de los lugares de acuartelamiento a la celda 4.

En la galería los demás P.P. hacían una vida normal ajena a lo que sucedía.
Al llegar a la celda donde estaba la entrada a “Lolita” recibíamos dos bolsas preparadas con nuestras ropas, una tenida para la calle y otra para protegernos en nuestro desplazamiento.

Debíamos ir completamente vestidos pues por lo estrecho el túnel no podíamos llevar nada en nuestras manos.

A las 21,30 hrs. habíamos ingresado 22 compañeros al túnel, en la celda 4 aún estaban dos compañeros para vigilancia. El calor era insoportable y aumentaba por lo reducido del espacio “Lolita” sólo tenia 60 cm. de diámetro, los cuerpos y las ampolletas que estaban todas prendidas y los ventiladores casi no daban abasto y faltaba aire para respirar. (Los 4 compañeros que esa noche conocieron el túnel no se imaginaban como habíamos podido construirlo).

Fueron 30 minutos de desesperante espera, por los intercomunicadores, que habíamos construido para hablar con la celda 4 sabíamos que no habían “problemas” en la galería 7-8 y que todo el penal estaba normal, y, por la radio que tenían quienes estaban en la punta del túnel sabíamos que ya habían llegado los que nos esperaban a la salida.

A las 22 horas se sacaron los últimos puñados de tierra y el túnel que con tanto sacrificio y esfuerzo habíamos construido estaba terminado.
A la salida nos recibió Hugo Nenculeo Montupil y los demás compañeros y compañeras, que corriendo tanto o más riesgo que nosotros, se habían preparado para ese momento. Los abrazos de alegría se debieron postergar, la operación aún no estaba completa.

En 15 minutos salimos los 24 que participamos de la preparación y ejecución de “Lolita”, nos sacamos las ropas protectoras y con mucha precaución, guiados por quienes nos habían esperado, abandonamos el lugar.

Nos separamos en pequeños grupos y fuimos trasladados esa misma noche, por diferentes medios, a distintos lugares de Chile y Santiago.
Una nueva vida comenzaba para nosotros.

Un par de horas después que salimos, 26 P.P. que se dieron cuenta de nuestra fuga y se atrevieron a correr el riesgo, también lograron fugarse de la Cárcel Pública, a 7 de ellos los recapturaron esa misma noche.
Hoy, a 26 años de la fuga, son muchos los P.P. que aun debemos mantenernos clandestinos, ya sea en nuestro país o en el extranjero, pero nada impide que mantengamos una inmensa alegría de vivir en esta libertad conquistada con nuestras manos.

Un abrazo y un saludo a quienes construimos “Lolita”, un homenaje a los que ya nos están con nosotros y un agradecimiento a quienes nos ayudaron y nos protegieron para que “Lolita” se transforme en una acción completamente exitosa de chilenos encarcelados por terminar con la dictadura militar.

Dedico estas palabras a quienes confiaron y se esforzaron con decisión, osadía y organización.

Eduardo Asenjo

Santiago, 28 de enero de 2016