Archivo de la categoría: Sin categoría

DDHH: Red de chilenos en Europa envía carta a la ONU

 

red

De nuestra consideración,

Desde la Red Europea de chilenos por los Derechos Cívicos y Políticos – que agrupa alrededor de 30 asociaciones activas en Europa y cuyo objetivo es identificar, visibilizar y velar por el buen ejercicio de los derechos de los chilenos que viven fuera del país – quisiéramos denunciar lo siguiente :

Hoy 10 de Diciembre 2020, en el marco de la jornada internacional de los Derechos Humanos (DD.HH.) nos dirigimos a las Naciones Unidas para denunciar la sistemática y reiterada violación de los DD.HH. por parte del Gobierno del actual Presidente de Chile, Sebastián Piñera Echenique.

A partir de mediados de octubre de 2019, Chile comenzó a vivir uno de los episodios más trágicos y a la vez más transformadores de su historia reciente. Lo que comenzó con protestas, principalmente de estudiantes, a raíz del alza de la tarifa al transporte público en la Región Metropolitana, detonó una ola de manifestaciones, la cual se fue propagando rápidamente por casi todo el país. Esta expresión multitudinaria de inconformidad demandaba una mayor igualdad social y exigía el reconocimiento y la garantía de los derechos sociales y económicos, como el derecho a una pensión digna, vivienda, educación y salud pública de calidad.

Frente a ello, el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera Echenique decretó Estado de Emergencia Constitucional, desplegando a las Fuerzas Armadas a las calles de algunas regiones del país, con la tarea de reprimir las movilizaciones; más de 11.300 personas fueron detenidas y 2.500 encarceladas en Chile durante el estallido social entre octubre de 2019 y marzo de 2020, según el informe mensual del Instituto de Derechos Humanos de Chile (INDH).

En los tiempos de la dictadura cívico militar del General Augusto Pinochet Ugarte la prisión preventiva era un instrumento de represión política destinada a contener todo tipo de disidencia o protesta. Hoy el escenario es dramática similar.

A partir del estallido social la figura de Prisión Preventiva, en Chile, se ha utilizado regularmente como herramienta represiva y hoy nos encontramos con miles de nuevos Presos Políticos. La mayor parte son jóvenes, estudiantes, trabajadores/as, madres y padres de familia; entre ellos muchos que al momento del arresto eran menores de edad.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, interpretando la Convención Americana sobre Derechos Humanos, señala que los únicos fundamentos legítimos de la prisión preventiva, son los riesgos de que el imputado intente eludir la justicia u obstaculizar la investigación judicial. 

Por su parte, el Comité de Derechos Humanos de la ONU, señala que la presunción de inocencia obliga a respetar ciertas medidas en pro de la consecución de los objetivos de ésta y que debe tener una duración razonable.

A pesar de todo lo anterior, el Estado de Chile, es el único país de América Latina que No considera las causales de improcedencia de la prisión preventiva, como: a) causales de aplicación como el peligro para la seguridad de la víctima; b) límites temporales (12, 18 o 24 meses); c) causales de improcedencia por edad (70 años en general), enfermedad, embarazo, parto reciente y amamantamiento; y d) la existencia de medidas cautelaras, alternativas a la prisión preventiva.

A pesar de todo lo anterior, el Estado de Chile, es el único país de América Latina que No considera las causales de improcedencia de la prisión preventiva; como: a) causales de aplicación como el peligro para la seguridad de la víctima; b) límites temporales (12, 18 o 24 meses); c) causales de improcedencia por edad (70 años en general), enfermedad, embarazo, parto reciente y amamantamiento; y, d) la existencia de medidas cautelaras, alternativas a la prisión preventiva.

En Chile, no se ha considerado mínimamente la actual situación pandémica como causal de improcedencia, negando así, la posibilidad de conceder el arresto domiciliario; además el personal carcelario ha propagado al interno de las cárceles el virus Covid 19, aumentando la precariedad de éstas.

Los datos señalan miles de víctimas de violencia institucional; el INDH sostuvo que hasta el 5 de octubre de este año, se han presentado 2.520 querellas por hechos de violación a los derechos humanos ocurridos entre el 18 de octubre de 2019 y el 18 de marzo de 2020. Entre ellas 460 querellas por tortura; 35 por homicidio frustrado, más de 400 personas con trauma ocular por disparos de carabineros y 257 casos de violencia sexual. Además, la Defensoría de la Niñez denuncia que el Estado chileno ha violado sistemáticamente los derechos fundamentales de niños/ as y adolescentes.

El Gobierno chileno está aplicando la Ley de Seguridad del Estado, una ley absolutamente política, que surgió el año 1958. Hasta el momento ya existen 45 personas formalizadas por delitos de la Ley de Seguridad del Estado, 17 de las cuales están en prisión. A lo que se suma la reciente invocación por parte del Ministerio del Interior de esta ley en 16 querellas contra los jóvenes dirigentes de ACES (Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios), además de la presentada contra el militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) Jaime Castillo Petruzzi, por las palabras pronunciadas en

el lanzamiento de un libro de la Coordinadora Arauco Malleco. En Chile, la libertad de expresión y una serie de libertades y derechos propios de la democracia son metódicamente perseguidos y castigados.

Esta situación, contrasta dramáticamente con la manifiesta ausencia de voluntad política, de parte del actual Gobierno, para aplicar medidas de prevención y castigo hacia los funcionarios señalados como responsables de continuas y sistemáticas violaciones a los DD.HH.

Pocos días atrás – el 29 de noviembre – la Octava Sala del Tribunal de alzada de Santiago de Chile, absolvió en segunda instancia, a 61 agentes de la DINA; cómplices y autores de un emblemático  casode violación de DD.HH. durante la dictadura cívico militar del General Augusto Pinochet; el secuestro de 16 militantes de izquierda ejecutados por agentes de la DINA, entre los años 1974 y 1975. Pese a la cantidad importante de condenados en éste proceso, ninguno de ellos irá a la cárcel.

En este escenario desolador, nos dirigimos a las Naciones Unidas, con la esperanza de que cuanto está establecido en la Declaración Universal de los DD.HH. y en las Convenciones para la protección de nuestros derechos fundamentales, sea el motor y la esperanza para miles de chilenas y chilenos que se sienten abandonados por el Estado chileno y exigen justicia y reparación.

Confiamos en su gestión, para restablecer los Principios fundamentales de legalidad, como son la igualdad ante la ley y el respeto por parte del gobierno de Chile, ante sus compromisos con los DD.HH. a nivel nacional e internacional.

Esperando una favorable acogida, les saludan muy atentamente.

Patricia León -Coordinador General

Víctor Sáez– Relaciones Públicas

Gabriela Viveros– Comisión jurídica – CoChiTi Colectivo Chilenos en Suiza

Héctor León-Presidente de las Asociación de Chilenos Residentes en Ginebra

Miembros del Comité Coordinador de la Red

Fernando Llagaría (España), Orlando Mardónez (Alemania), Inés Pemjean (Francia); Simón Ortega (Bélgica)

Asociaciones que sostienen esta carta

Archivos y Bibliotecas de Estocolmo

Jorge Cáceres

Estocolmo

Suecia

Associazione Allende Vive Ticino

Pilar Koller

Ticino

Suiza

Asociación Chile Amistad Salvador Allende Berlín

Nancy Larenas

Berlín

Alemania

Asociación Cultural Gabriela Mistral Berlín

Orlando Mardones

Berlín

Alemania

Asociación Cultural Violeta Parra Oslo

Nolvia Dominguez

Oslo

Noruega

Asociación de Chilenos Residentes en Ginebra

Héctor León

Ginebra

Suiza

Asociación de Teatro y Música Zaguán de Madrid

Alfredo Becker

Madrid

España

Asociación Esperanza Latina

Gloria Pinto

Paris

Francia

Asociación France Chili Aquitania

Iván Quezada

Burdeos

Francia

Asociación Orly Chili

Cecilia Cortéz

Orly

Francia

Asociación Pablo Neruda Paris

Fernando Valenzuela

Paris

Francia

Asociación Cultural Pablo Neruda Bilbao

Marta Ormazabal

Bilbao

España

Asociación Violeta Parra Berlín

Víctor Sáez

Berlín

Alemania

Asociación Violeta Parra Madrid

Erica Araya

Madrid

España

Asociación Víctor Jara Malmö

Enrique Leyton

Malmö

Suecia

Association Franco Chilienne de Orleans du Loiret

David Parada

París

Francia

Asociación Francisco Aedo Madrid

Ariel de la Jara

Madrid

España

Asociación de Amistad Winnipeg Madrid

Ricardo Ronban

Madrid

España

Casa Chile Alicante

Carlos G Tejerina

Alicante

España

Casa Chile Valencia

Fernando Llagaría

Valencia

España

Centro Cultural Chile Bélgica

Simón Ortega

Bruselas

Bélgica

Cima Scandinavia

Andrés Saez

Estocolmo

Suecia

CoChiTi Colectivo Chilenos en Suiza

Gabriela Viveros

Lugano

Suiza

Colectivo Asamblea Constituyente Chile-Bélgica

Miguel Peña

Bruselas

Bélgica

Colectivo Zudaka Amberes

Benjamín Caro

Amberes

Bélgica

Colectivo de Unidad Democrática Londres

Carlos Gonzáles

Londres

Inglaterra

Comité de Solidaridad con Chile Génova

Gino Mirabelli

Génova

Italia

Comité Unitario por una Nueva Constitución Paris

Antonio Valdivia

París

Francia

Comunidad chilena – Juan Heinsohn Rotterdam

Juan Heinsohn Huala

Rotterdam

Holanda

Druzhba Suecia

Andrés Saez

Estocolmo

Suecia

Fédération d’Associations chiliennes en France

Catherine Treskow

París

Francia

MFC Chile Liège

Pavel Ortega Millán

Lieja

Bélgica

MFC Iberia -Royake Intercorporation Liègoise

Patricio Ortega

Lieja

Bélgica

MFC La Roja, Liga Francophone de Football Lieja

Andy Garcia

Lieja

Bélgica

 

DDHH: Presentan denuncia contra carabineros por uso irracional de la fuerza

pacos

La Comisión Chilena de Derechos Humanos ingresó, ante la Contraloría General de la República, una denuncia por graves hechos constitutivos de vulneraciones a los Derechos Humanos, solicitando, a su vez, que el Contralor, Jorge Bermúdez Soto, instruya un sumario administrativo a funcionarios de las Unidades de Control del Orden Público (C.O.P), y en especial a los Jefes de Zona bajo cuya responsabilidad actúan, y que han participado en procedimientos para disolver manifestaciones en las inmediaciones de Plaza Baquedano y diversas comunas de la Región Metropolitana, durante los meses de octubre a diciembre 2020.

El sumario administrativo solicitado por la CChDH, dice relación con el uso irracional y desproporcionado de la fuerza, y el despliegue, uso y abuso de elementos disuasivos, fuera de todo protocolo vigente, que afectan gravemente la salud de las personas e incluso pueden tener efectos letales.

En el escrito, se adjuntan antecedentes relativos a la situación que afectó a Javiera Monsalves Moya, quien debidamente identificada, el 8 de noviembre 2020, se encontraba ejerciendo labores como Observadora y Defensora de Derechos Humanos en las inmediaciones de Avda. Los Presidentes con Avda. Caracas, en la comuna de Peñalolén, cuando fue brutalmente rociada con gas pimienta en la cara y brutalmente golpeada por funcionarios de Carabineros de la 43° Sub Comisaría de Peñalolén que realizaban detenciones a manifestantes.

Monsalves Moya portaba su credencial, chaqueta y casco rotulado con logo CCHDH, cuando se acercó para conocer de los detenidos, resultando brutalmente agredida. Si bien fue auxiliada por personas de Brigadas Voluntarias de Salud y vecinos del sector, al día siguiente, al ser atendida por especialistas en Dermatología y Oftalmología, fue diagnosticada con una infección química en ambos ojos, severos daños en su cornea derecha, y dermatitis química extensa.

De igual forma, se adjuntan antecedentes relativos al impacto del chorro y químicos lanzados por el carro lanza aguas, que afectaron a Leonardo Enrique Fuentes Avendaño, quien el 20 de noviembre 2020, se encontraba en las inmediaciones de Plaza Baquedano, en la intersección de calles Pio Nono con Bellavista. Como consecuencia del fuerte impacto, Fuentes Avendaño fue arrastrado por el pavimento, comenzando, enseguida, a sentir fuerte sensación de ardor en piel y ojos. Inmediatamente aparecieron ampollas, acompañadas por fuerte dolor, siendo atendido en SAPU Zapadores.

La denuncia ante Contraloría también incluye las graves quemaduras en la piel por productos químicos lanzados por el “Guanaco”, que afectaron al representante de Prensa Independiente Panoptik, Vicente Rojas López, el 13 de noviembre 2020, al momento en que cubría un punto de prensa en el sector oriente de Plaza Baquedano, así como durante el transcurso de la tarde, cuando registraba incidentes ocurridos en distintos puntos del sector.

La Comisión Chilena de Derechos Humanos también puso a disposición de la Contraloría General de la República otros testimonios fotográficos relativos al uso y a los efectos de elementos disuasivos químicos, utilizados por Carabineros los días 3 y 23 de octubre, así como en 20 y 27 de noviembre 2020.

La CCHDH concluye enfatizando, que los funcionarios del C.O.P de Carabineros de Chile, obedeciendo órdenes del Director General de Carabineros de Chile, Ricardo Yáñez, bajo el conocimiento del Ministro del Interior, Rodrigo Delgado y del Subsecretario Juan Galli, bajo el mandato presidencial de Sebastián Piñera, han persistido en graves, masivas y sistemáticas violaciones a los Derechos Humanos, a través de acciones ilegales, de represión brutal a manifestantes pacíficos durante el 2020.

Estos procedimientos, reitera, no están sujetos a norma alguna de los Protocolos vigentes, disparando directamente al cuerpo perdigones y lacrimógenas, resultando personas fallecidas, y numerosas heridas y con lesiones de diversa consideración, contrariando seriamente las expresas recomendaciones del ACNUDH, sobre la materia.

************************************************

En el siguiente enlace se puede acceder a la denuncia presentada a la CGR:

DENUNCIA CGR – Versión Final PDF

FENPRUSS Hospital Tomé denuncia despidos injustificados

WhatsApp Image 2020-12-04 at 11.58.14 AM

DECLARACIÓN PÚBLICA FENPRUSS HOSPITAL TOMÉ

 FENPRUSS Hospital Tomé viene a denunciar el incumplimiento de compromisos escritos y de palabra  del Director de nuestro establecimiento Gerardo Abarca Vega y del Director de Servicio de salud Talcahuano Carlos Vera Bugüeño, quienes ahora, finalizando el año más difícil que ha enfrentado   la salud publica chilena, en donde las y los profesionales del hospital han demostrado el compromiso irrestricto por la salud de la comunidad Tomecina, que a pesar de esto  el director anuncia sin razón termino de contrato hasta marzo de 2021 debiendo ser hasta diciembre 2021 de los contratos de un grupo de funcionarios que se viene desempeñados hace años en nuestro hospital, bien evaluados por la jefaturas, sus pares y la comunidad, atentando con esto la estabilidad laboral y las condiciones de trabajo digno, siendo que el resto de las y los trabajadores han sido renovados hasta diciembre del año 2021, creemos que es una decisión discriminatoria, arbitraria, esta definición vulnera la confían establecida en el trabajo que hemos tratado de impulsar durante todo este año, en base al dialogó y  al respeto de los derechos laborales.

Lamentamos que el director a través de esta decisión, siembre la incertidumbre para este grupo de profesionales y sus familias en su proyección laboral para el año próximo.

Solicitamos que la dirección respete los acuerdos suscritos y prorrogue el contrato de este grupo de trabajadores hasta el 31 de diciembre 2021 de acuerdo a lo comprometido durante hasta esta última semana.

Directiva Fenpruss Hospital Tomé 

Inician Huelga de Hambre en Cárcel de Alta Seguridad

rival

Comunicado de inicio huelga de hambre.

Desde la cárcel de alta seguridad de Santiago de Chile comunicamos el inicio de una huelga de hambre líquida e indefinida por la restitución de las visitas en un irrenunciable marco de dignidad.

Ya vamos para los 9 meses sin poder ver ni abrazar a nuestros afectos y amores resultado de las restricciones impuestas por la autoridad bajo el eufemismo de ser “población de riesgo” en el contexto de la pandemia, sin embargo durante todo este tiempo hemos visto el ir y venir de gendarmes hacia sus casas manteniendo ininterrumpidamente un trato directo con nosotros sin ninguna medida de protección real salvo las mascarillas.

Llegando al punto en que en el periodo mayo-junio toda la población penal del cas fue contagiada de covid por gendarmes que mantuvieron en absoluto silencio dicha situación.

El sistema de salud de este lugar sigue siendo altamente deficitario. Ningún control real o especial se nos ha entregado durante todo este periodo de pandemia.

Durante todo este tiempo hemos sido destinatarios de las políticas de castigo y aislamiento por parte del Estado y sus leyes silenciosas de control social.

No olvidamos la modificación del decreto ley 321 sobre libertades condicionales que se ha aplicado contraviniendo el derecho penal internacional dejando a muchas personas presas con la complicidad del podrido Parlamento chileno.

Sabemos que en todas las cárceles del país han habido masivos focos de covid y han sido más las muertes por peleas resultado del estrés carcelario que por la pandemia con la cual debemos aprender a convivir porque llegó para quedarse.

Nada justifica la prolongación del aislamiento salvo la decisión política de un Gobierno inepto y represivo que somete a las personas más humildes a un sistema de opresión y miseria.

Nos cansamos de ver como la podrida clase política olvida a las personas presas y a sus familias. No podemos seguir esperando sus propuestas inhumanas de visitas mientras las playas, los lugares de diversión, las ciudades todas funcionan en esta nueva normalidad.

Es por esto que asumimos esta movilización de huelga de hambre líquida e indefinida y con ello hacemos un llamado a todas las organizaciones y personas que solidarizan con quienes vivimos años de nuestras vidas tras las rejas a acompañarnos en esta lucha justa por volver a abrazarnos dignamente con nuestras familias, amores y afectos.

Por visitas dignas!!

Aislamiento es tortura!!

Presos en huelga de hambre

Cárcel de alta seguridad

Santiago Chile

Lunes 30 de noviembre 2020.

VALPARAÍSO: En 1er. día del fin de cuarentena vecinos de MariMonjas retoman movilización con desayuno-barricada

desayuno3

A días de conmemorarse el primer aniversario del Estallido Social iniciado el 18 de octubre de 2019 que sacudió al país, la Asamblea Territorial Marimonjas de Valparaíso, en el primer día del fin de la cuarentena producto de la pandemia por coronavirus, realizó un desayuno-barricada en la Avenida Alemania con Alberdi.

La manifestación organizada por las y los vecinos de los cerros Monjas y Mariposas, de ahí el nombre Marimonjas, recordó los días subsiguientes de la revuelta cuando se inauguraron los desayunos de este estilo como una forma de sumarse a las manifestaciones en todo el país y expresar la adhesión a las demandas por cambios profundos en nuestro país.

En esos días nació la Asamblea de vecinos que se organizaron para resistir y expresarse a través de distintas formas, se crearon diversas comisiones de trabajo y se discutió en asambleas abiertas los cambios que Chile necesita.

No obstante disminuir la participación por los efectos de la pandemia, la asamblea encontró los mecanismos para seguir funcionando,  en medio de los esfuerzos para ayudar a los vecinos complicados por los efectos económicos de la crisis sanitaria, el compromiso participativo de las y los vecinos siguió adelante.

Y es así como este 13 de octubre, día del levantamiento de la cuarentena en Valparaíso reapareció la movilización expresada en el desayuno-barricada en la que se renovó el compromiso de seguir luchando por aquello que la ciudadanía mayoritariamente exige: Asamblea Constituyente para una Nueva Constitución en la que se aseguren los derechos sociales, económicos y culturales de todos y todas.

Durante el desayuno se hicieron presente efectivos de Carabineros que se retiraron, esta vez,  sin provocar violencia ni incidentes.

*Foto Asamblea Territorial MariMonjas

Rodrigo Mundaca a la conquista de la Gobernación de Valparaiso

Desde el 18 de Octubre de 2019 resonó fuerte el clamor de todo un pueblo que, cansado de abusos e injusticias, se levantó para exigir  poner fin a las injusticias y realizar cambios profundos a la forma en que se construye Chile y sus territorios.

Desde el Movimiento de Defensa por el Acceso al Agua, la Tierra y la protección del Medioambiente (MODATIMA), llevamos más de 10 años instalando en la agenda pública debates tan importantes como la desmercantilización del agua, la naturaleza y el medioambiente. Ha sido desde la provincia de Petorca, el “patio trasero” de la región de Valparaíso, desde donde hemos interpelado a las elites políticas para cambiar estas graves injusticias.

Hoy, en medio de este histórico proceso constituyente que atravesamos en el país, como MODATIMA hemos tomado la decisión de dar un paso a la altura de estas circunstancias. Presentaremos candidaturas en distintos territorios, tanto a nivel de concejalías, alcaldías y constituyentes. Pero además, como una forma de aportar concretamente al desarrollo justo y sostenible de los territorios, hemos propuesto a nuestro vocero nacional, Rodrigo Mundaca, como precandidato a la Gobernación de la Región de Valparaíso.

Rodrigo Mundaca, además de ser nuestro vocero nacional, es premio internacional de Derechos Humanos de Nuremberg y de la Fundación France Liberté, premios otorgados por la larga lucha que ha librado con consecuencia y liderazgo. Tenemos la certeza que desde la Gobernación Regional puede liderar reales cambios, poniendo énfasis en que la riqueza producida en el territorio quede en el territorio y permita a la población que habita esta región tener un buen vivir, haciendo partícipe de las decisiones a las mayorías excluidas del poder.

Estamos convencidos y convencidas de que desde la Gobernación Regional de Valparaíso, se puede continuar con las transformaciones que el pueblo de Chile demanda, aportando concretamente al horizonte cada vez más plausible de superación del neoliberalismo.

Mesa Nacional MODATIMA

Fuente: http://www.modatim

TESTIMONIO: A 41 años del triunfo de la Revolución Sandinista, el 19 de julio sigue siendo un día especial. Por Vasili Carrillo.

vasili

Hoy en vísperas del 19 de julio y almorzando con mi hija Isidora, que tiene 18 años la miraba y me dije mañana es un día especial se cumplen 41 años del Triunfo de la Revolución Sandinista en Nicaragua y también pensaba como pasa el tiempo, tenía en 1979 22 años.

había llegado a los 18 años a Cuba en 1975 y junto a un centenar de jóvenes comunistas, hombres y mujeres, una gran parte jotosos y jotosas que habían llegado becados a Cuba en pleno gobierno de Salvador Allende, otros que llegamos desde otros países, desde el exilio a Cuba, en fin todos habíamos dado el paso al frente ante el llamado de Fidel y los comunistas chilenos para formarnos como Cuadros Políticos Militares, como oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba.

Desde 1975 fueron uno, dos o tres y más años de estudios en diversas Escuelas Militares y de cadetes y también nuestras compañeras formándose como Médicos Militares, recibimos la solidaridad la formación política, militar y valórica revolucionaria del pueblo cubano y entre ello aprendimos e hizo carne en nosotros el Espíritu Internacionalista, ese mismo que llevo al CHE al Congo y Bolivia, que hasta el día de hoy mueve a miles de cubanos y cubanas a estar en decenas de países y pueblos de nuestro continente, de África, Asia.

Fue así como a finales de mayo recién cumplido 22 años y llegando de las montañas de Villa Clara a la Habana, en donde como Sub-teniente y Jefe de Compañía de Tanques, llevaba más de un mes en maniobras y ejercicios de tiro, en a la Habana, un sábado, me encuentro con la orden de presentarme inmediatamente en la Academia de Guerra, por Orden de Fidel, nuestro Comandante en Jefe, es así como el Domingo en una Unidad Militar del Ministerio del Interior nos reunió Fidel a cerca de 50 oficiales comunistas Chilenos, entre nosotros cerca de 10 compañeras médicos, esa misma noche Fidel en persona nos dio a conocer la situación existente en la guerra de liberación Nacional de FSLN contra la dictadura de Somoza y nos planteó una de las misiones más importante de nuestras vidas, nos preguntó si estábamos dispuestos a ir a combatir a Nicaragua, al Frente Sur, nuestra respuesta en su segunda visita de esa noche de finales de mayo, cerca de las tres de la mañana de un día lunes, fue al unísono el cantar la Internacional, en lo personal sentía que mi vida tenía mucho más sentido, pensé en mi padre, en Danilo, Bernabe y Wladimir, pensé en mi madre que no veía junto a mis hermanos desde finales de 1974 en la Ex URSS.

Pasaron tres o cuatro días y ya nos encontrábamos en Peñas Blancas, Sapoa, en el Frente Sur junto a hermanos y compañeros del Partido Socialistas, del partido de Allende, de CARLOS Lorca, de Exequiel Ponce, de Carlos Godoy, junto a hermanos revolucionarios de Uruguay, Argentina, El Salvador, Honduras, Panamá, Costa Rica, en fin de nuestra América morena, incluso algunos combatientes europeos, fueron semanas de compartir la lucha, la guerrilla junto a hombres y mujeres Sandinistas, que llevaban años en las montañas, en las ciudades de Nicaragua guerreando junto al pueblo nicaragüense, para terminar con más de 40 años de dictadura, más allá de aportar con un grano de arena a esa lucha, cuanto aprendimos de ese pueblo y del FSLN, supimos una vez más del dolor de perder hermanos y compañeros, como lo fueron Days Huerta y Edgardo Lagos. Como no olvidar ese 18 de julio de 1979 en la madrugada sentir las ráfagas al aire llenas de felicidad, llenas de lágrimas de y llantos de emoción, Somoza como han sido todos los dictadores COBARDES, había huido de Nicaragua, más adelante se comienza a ordenar y organizar el avance en columna hacia Managua.

Salvador me ordena Preparar una camioneta Toyota con un cañón sin retroceso de 75 mm. para junto a él y una dotación ser parte de la extrema vanguardia durante la marcha hacia Managua.

Hasta el día de hoy están grabadas en mi memoria, las imágenes del paso por Rivas, por Masaya, Por Granada y la entrada ese 19 de julio en Managua, la alegría, el júbilo de los hombres y mujeres nicaragüense, como nos recibían esas madres y ancianas en madrugada, en medio de calles y plazas destruidas por guerra, pero lloraban y vibraban ante la felicidad libertaria y nos atendían como si fuéramos sus hijos, tortillas, frijoles, café, jugos, agua, nos facilitaban sus modestas camas para que descansáramos unos minutos.

Hoy estos recuerdos tienen mayor sentido, cuando nuevamente el FSLN es gobierno, cuando ya no es Dictadura o democracia, sino es la lucha entre el Neoliberalismo y Democracia, cuando es Agresión, injerencia, intervencionismo e intentos de Golpes versus Paz y democracia.

Cuando es traición versus Consecuencia, cuando es solidaridad versus servilismo imperialista, cuando es en definitiva defender la soberanía y dignidad de nuestros pueblos, cuando es en definitiva hoy más que nunca el levantar las banderas y el ejemplo de Allende, Fidel, el Che, Chavez, Sandino, el ejemplo del Raul Pellegrin, Tamara, Roberto Nordenflich, Days Huerta, Edgardo Lagos, Moises Marilao Miguel Enriquez, Carlos Godoy, Roberto Lira, en fin, el ejemplo de todos nuestros héroes y mártires.

VIVAN LOS 41 AÑOS DE LA REVOLUCIÓN POPULAR SANDINISTA!!!!

Por Vasili Carrillo Nova.

NOTA: Este testimonio fue escrito  en 2019, en el texto original se refiere a los 40 años del triunfo Sandinista, hemos actualizado a 41 años sin cambiar ninguna otra cosa de lo escrito por Vasili Carrillo. Redacción SICNoticias.

El confinamiento es la amenaza: El caso de Santiago Montenegro. Vía Elciudadano.com

CHAGO

Santiago Montenegro, sobreviviente de la matanza de Corpus Christi, donde murieron 12 de sus compañeros, y de la tuberculosis que contrajo en su encarcelamiento a raíz de la también llamada Operación Albania, hoy enfrenta una prueba mayor: llegar vivo al juicio oral mientras la pandemia del COVID-19 amenaza la cárcel de Talca, donde se encuentra desde mayo de 2019 acusado de un delito común. Tras años de litigar y enseñar derecho penal, Montenegro sabe que acabará sumándose a los más de 33 mil inocentes que han estado en prisión preventiva en los últimos 18 años. Mientras las detenciones aumentan y los juicios -eminentemente presenciales- se postergan, los contagios crecen. Es la otra Batalla de Santiago, contra una sentencia adelantada.

Por Carmen Avendaño / Pocos recordarán el robo frustrado al banco de Talca en febrero del 2018, donde murió un asaltante. Cuando Santiago Montenegro lo vio en la tele de la cocina reconoció a Patricio Zuluaga, un hombre al que le había tendido la mano, recomendándolo con conocidos para hacer unos fletes. Entonces no se le cruzó por la cabeza las repercusiones de ese pequeño gesto y siguió con su vida hasta que lo detuvieron poco más de un año después, acusado de participar en el asalto.

“Habíamos vuelto de la cuarta región de las vacaciones familiares y estábamos en Santiago, tomando desayuno tarde, era verano (28 de febrero de 2018). Vi las fotos de Patricio y le digo a mi señora: mira, murió esta persona que yo conocía. Zuluaga llegó a un estudio jurídico donde yo era procurador, en los 90. Había un pasado político parecido, uno solidariza con la gente. No lo vi más. Cinco años atrás apareció en mi oficina. Había estado doce años preso. Doce. Me contó que se había comprado un camión de tres cuartos y me preguntó si yo lo podía recomendar para hacer algunos fletes. Yo lo recomendé con varias personas, entre ellos a un empresario de la quinta región, con el cual estableció una relación de trabajo”.

“Nunca pensé que me tenían intervenido el teléfono desde el mismo día del asalto. Y seguí haciendo mi vida normal. Me detuvieron con todo un operativo en mayo de 2019. Ahora me pregunto por qué. Lo único que determinaron con ese seguimiento es que yo tengo una vida normal, familiar”.

¿Preso político?

“Cuando le encontraron el celular a Patricio chequearon los números, llegaron a mi nombre, me googlearon y vieron que fui del Frente, que había estado preso. Me transformé inmediatamente en sospechoso principal porque según ellos la persona que murió también era frentista, cosa que yo desmiento, aunque no niego su pasado subversivo. Nunca fui compañero de él. Hay una diferencia de edad de cinco años. Yo era uno de los más jóvenes del Frente, uno de los últimos en entrar”.

“Al día siguiente del asalto el empresario que le presenté me llama para decirme que Zuluaga le había pedido buscarle una casa en Talca para arrendar con su señora y sus dos hijos en Talca, que le había enviado por celular algunas opciones, y que incluso había pagado de su cuenta el arriendo a pedido de Zuluaga, que tenía una buena situación como para responder al préstamo. Cuando Zuluaga llegó a la casa de Talca se hizo pasar por el empresario. Le aconsejé que entregara la casa. Tú no tienes que esconderte, le dije”.

“Cuando fue a devolverla, estaba afuera el Labocar (Laboratorio de Carabineros). Me llama y le digo: ahórrate el mal rato, yo voy en tu nombre con un poder. Me presento ante la arrendadora y ella llega con Carabineros. Hago devolución de la casa, entrego las llaves, pago un saldo. Al otro día llamo a la fiscalía y mando un correo como representante del empresario respecto a la casa que al parecer había sido usada por las personas involucradas en el asalto, poniéndonos a disposición para las investigaciones del caso. Eso fue todo. Al año siguiente me detienen. El empresario está preso también. El fiscal dice que nosotros sabíamos que este grupo iba a asaltar el banco y facilitamos la casa para que la asaltaran. Están pidiendo 13 años. Y mientras esto se resuelve me niegan el arresto domiciliario por considerarme un peligro para la sociedad”.

Quédate en cana

Recientemente se difundió que 79 reos trasladados de la cárcel Santiago 1 a la de Rancagua dieron positivo en el examen de COVID-19. Santiago, quien contrajo tuberculosis cuando estuvo preso tras caer en la llamada Operación Albania, carraspea y explica:

“Aquí no hay condiciones para el tratamiento. Hay una enfermería con uno o dos funcionarios. No hay ventiladores mecánicos. A nosotros nos pasaron una mascarilla, tres meses atrás, de esas como de papel. La misma que tengo ahora. A las audiencias, que son por videoconferencia, tienes que salir con mascarilla y si no, te la debes conseguir con otro preso. Es absurdo, porque no hay”.

“Cuando comenzó la pandemia nosotros voluntariamente suspendimos las visitas. Un mes después lo hizo gendarmería. Llevamos cuatro meses sin ver a la familia. Encomiendas, se siguen recibiendo, a este módulo deben entrar unas 50 que pasan por el familiar, gendarmería, el preso que lo trae. El espacio para los cursos se habilitó con camas para los posibles contagios. Se sabe que aquí se contagiaron tres personas y al parecer están recuperadas. Existe un comité de los presos que recibe las galletas que nos da gendarmería y nos las vende a nosotros mismos. Con esa plata se compra cloro para los baños. En las celdas no hay ventilación, abajo sí, porque las ventanas no tienen vidrios, sólo barrotes, pero es frío”.

“Hace poco se suicidaron dos muchachos, uno de 20 y otro de 30, aproximadamente. Yo me imagino que les pasó lo que a la mayoría. Para un muchacho de 20, 10 años de condena es harto, y con problemas en las cárceles. Ahí empiezan las depresiones. Afortunadamente la mayor parte de los intentos no da fruto. ¿Por qué en esos casos dio fruto? Los nuevos que caen van a cuarentena, por el COVID, y están solos en la celda. Si hubieran estado aquí, con los imputados, no se hubieran podido suicidar. En esta pieza somos siete, con el baño adentro. Nos estamos mirando todo el día”.

Santiago mantiene el hilo de las ideas en la isla de los desesperados. ¿El secreto? tirar la huincha.

“Así se llama la costumbre necesaria de los presos de caminar de un lado a otro donde el espacio lo permite. En el módulo de imputados, donde me encuentro, lo hacemos en una cancha pequeña. Yo camino 3 horas diarias aproximadamente. Se dice que una persona camina 5 km., por hora en promedio. Es decir, en estos 13 meses y medio que llevo preso he caminado unos 6.600 km. Prefiero decir que he ido a Arica y he vuelto una vez a Talca. Luego fui de nuevo y ahora vengo caminando de regreso y estoy pasando por mi querida Región de Coquimbo”.

Para mí era un país invivible

“Nací en Los Mantos, pueblo minero de la cuarta región que ya no existe. El único lugar en Chile donde se producía mercurio. Toda mi familia trabaja en la minería. Me crié con mis abuelos. Mi abuelo era obrero, comunista sin militancia, consciente del mundo, de la vida, muy tolerante, optimista. Lo quise mucho y él me quiso mucho. Me inculcó confiar en las personas, hacer algo por los demás. Eso derivó a lo político. Y yo leía mucho, desde chico”.

“Al morir ellos me fui a El Salvador (Atacama) con un tío que es como mi papá. Cuando salí de cuarto medio fui puntaje nacional y me becó la Universidad Católica del Norte para estudiar Ingeniería Comercial. Los rectores eran militares. Se cometían abusos en todo orden de cosas. De ahí fui expulsado en 1984 por razones políticas. Para mí era un país invivible. Sé que mucha gente podría haber vivido perfectamente cien años más en ese sistema, en esas condiciones, como si nada; pasar a aceptarlo en forma sumisa. Yo pensaba que había que dar la pelea por una cuestión de dignidad. Que después uno tenga hijos y tu hijo te pregunte ¿qué hiciste? Nada, no hice nada. Es como haber vivido en la esclavitud y no hacer nada para abolirla”.

“Me fui a Temuco, yo ya estaba militando, y el año 86 fui detenido por la CNI. Pasé cinco días en un cuartel que nunca supe dónde estaba. Estuve cuatro meses detenido. Caí preso de nuevo al año siguiente en Santiago, en 1987, en lo que se llamó la Operación Albania, (en la que agentes de la CNI acribillaron a 12 integrantes del FPMR haciéndolo pasar por un enfrentamiento), durante la cual recibí un impacto en la cabeza. La bala sigue ahí, en la región occipital derecho”.

“Cuando yo estaba preso el Frente se dividió entre el Frente Autónomo, que continuó la lucha armada, y el Frente partido que decidió volver al Partido Comunista. Yo volví al partido, entendiendo que las cosas habían cambiado. El mundo estaba sufriendo cambios inmensos. Y no puede haber un grupo político militar sin ningún apoyo interior y exterior. Aunque yo valoro la actitud de lucha de los compañeros que continuaron la vía armada, creo que las condiciones habían cambiado. Además había un problema de seguridad que no se había analizado bien”.

“Estuve en prisión hasta marzo de 1990 y colaboré como encargado de contrainteligencia en la gran fuga de los 49 presos políticos de la Cárcel Pública (en cuya historia se basó la película Pacto de Fuga). Dos semanas antes me trasladaron al hospital de la penitenciaría porque me dio tuberculosis. Ahí viví la fuga. Mi causa pasó a los tribunales ordinarios y fue sobreseída, no encontraron méritos para inculparme. Por eso pude jurar como abogado. El 93 la Universidad Arcis creó la cátedra de derecho con abogados de derechos humanos, Fernando Castillo Velasco era el presidente del directorio y José Galeano era el director de la escuela, quien me honró con su cátedra cuando ya no la pudo realizar”.

“Al salir libre seguí militando hasta que cerró Arcis. Entonces seguí participando en actividades abiertas del partido. Me titulé el año 2006. Después hice un magister en derecho penal y derecho procesal penal en la Universidad Diego Portales, un diplomado en litigación en la UDP y uno en Derecho Penal Económico en la Universidad de Talca, sede Santiago. Abrí mi oficina en el centro de Santiago desde el año 94, cuando empecé a procurar”.

“Dediqué parte de mi vida al tema político en el Frente, sabiendo que era imposible derrotar a la dictadura desde el punto de vista militar. Se trataba de desprestigiar al Ejército con acciones audaces, evidenciar que no eran los superhombres, desmentir que todo estaba bajo control, que la gente estaba contenta y por eso no hacía nada. Cuando empezó a aparecer el Frente, con acciones que fueron miles, se estaba diciendo que hay chilenos que estamos desconformes. Es como la locomotora que tiraba al resto de los carros. Y que los familiares de las víctimas también supieran que había gente que luchaba por ellas, que no sólo estaba de observador en este país, que había personas dispuestas a dar la pelea. Mucha gente luchó contra la dictadura en forma anónima, periodistas, médicos, trabajadoras, dueñas de casa. Fuimos parte de un movimiento”.

La otra batalla de Santiago

“Estoy luchando por el cambio cautelar. Tengo fecha para agosto pero están suspendiendo todos los juicios. Cuando uno está en audiencia te sacan de la celda como a las siete y media. Te llevan a otra celda que le dicen la jaula, donde están todos los imputados que van a juicio, hasta las ocho. Te desnudan, te revisan la ropa. Te ponen los grilletes que van de las manos hasta los pies, pasando por adentro del pantalón. Dañan harto los tobillos. De ahí te llevan en camión al tribunal y luego al calabozo a esperar tu turno. De lunes a viernes a las tres, cuatro de la tarde con algunos altos. Sin almuerzo, sin nada. Al día siguiente lo mismo, con la tensión de estar viendo a tu familia, a los abogados sin poder intervenir excepto cuando te interrogan”.

“Es distinto estar en libertad, llegar a un hotel, levantarte, darte una ducha. Caminar al tribunal. Cuando hay recesos sales a la calle por un café, comentas con los abogados. Mi opinión es que va a tomar al menos un mes y medio. Tienen que hablar más de setenta personas, entre peritos y testigos. Al final uno queda en los huesos. Como el juicio oral es una contienda, tiene que hacerse con los peritos, con todos, presencial”.

La huincha suave de la costura se amolda al cuerpo; la huincha rígida de la construcción, a los muros. Tal vez “tirar la huincha” se refiere a tomar la medida diaria al castigo espacial, pero también al cuerpo temperamental de la cárcel, esa casa de hombres donde los presos cocinan, hacen el aseo, traen la comida, pintan los baños, arreglan la luz, que se va una o dos veces al día.

La caminata permite mover las ideas, liberar tensiones, armar y desarmar alianzas. Todos saben que Santiago es abogado y se le acercan a consultarlo tanto por su profesión como por su edad. Tiene 57 años. Para el promedio de los imputados es una edad avanzada. Como se sabe, respecto al COVID-19, los jóvenes pueden ser portadores sin mostrar síntomas.

Hoy estoy de cumpleaños -me dijo un muchacho que en ‘la cuenta’ no podía decir su número en la fila. Mostró tres dedos. Nadie sabía que era tartamudo-. Cumplo 19. No recibiría encomienda con un pequeño presente, como suele suceder en estos casos, pues su mamá está metida en las drogas. ¿Y tu papá?, le pregunté. Lo mataron… le pegaron unos balazos aquí -me dijo, señalando su pecho-. Yo tenía 10 años”.

“Dicen que es como un resfrío fuerte, pero tú no sabes cómo va a reaccionar tu organismo. Aquí se enferma uno y caemos varios. En el comedor, que es la mitad de una cancha de baby futbol, hay 120 personas, 8 o 10 por mesa. ¿Van a llevar a 50 personas al hospital de Talca? Tendrían que llevar un ejército de gendarmes, así funciona el protocolo”.

“Los gobernantes trabajan con la calculadora en mano, no hacen todo lo que pueden hacer. Ellos dicen que pedimos cosas imposibles y la verdad es que eso es falso. Es una construcción que han hecho muy bien y que han metido en la cabeza de la gente. En la derecha hay gente corrupta, irresponsable, inepta. Hay gente que está en el gobierno por contacto, porque nacieron con plata. Hay mucho descontento, mucha rabia. Se viene mucha cesantía. Cuando el miedo se diluya, van a haber protestas fuertes, similares a las que hubieron el año pasado”.

El estallido

“Ese día me levanté a las 06:45 para mi rutina de ejercicios en la pieza. Prendí la tele para evitar prender la luz y me di cuenta lo que estaba pasando. Nunca dimensioné el tamaño, la magnitud de la protesta. Me dejó sorprendido. Nunca pensé que podía explotar de esa forma. Aquí había de todo tipo de reacciones. Mira cómo destruyen, decía algunos. Es raro eso. Se dejan influenciar por la televisión. A pesar que mucho roban por necesidad, no tienen esa conciencia”.

¿Ya no perteneces al Partido Comunista?

“Porque caí preso, no me gusta ser problema de nadie. El partido no nació para estos problemas sino para pelear por cuestiones políticas. Viendo que están dando la pelea yo me siento bien. Mi pelea la doy yo con los medios que tengo al alcance. Esto es parte de una lucha que damos muchos”.

“Yo creo que somos mayoría. Si no, diría que el país se merece lo que estamos viviendo. Creo que la fortaleza que tenemos es nuestra debilidad. Las distintas posiciones, las distintas organizaciones. Que no haya un líder único. Tampoco estoy de acuerdo en que un país tenga un partido único. Se presta para puro abuso. Boris Yeltsin era ultracapitalista. ¿Por qué estaba en el Partido Comunista? Porque no había alternativa. El tema de la homosexualidad. ¿Por qué uno le va a imponer a otro que actúe de determinada forma? Las distintas manifestaciones políticas que tiene la izquierda es nuestra debilidad pero podemos transformarla en nuestra fortaleza si nos ponemos de acuerdo en cosas básicas como salud y educación gratuita y de calidad para todos”.

“Creo que se puede construir un país mejor. Tiene los recursos para hacerlo, es cosa de redistribuirlos. Disminuir por ejemplo el gasto militar. La mejor defensa es la buena vecindad con Argentina, con Bolivia, con Perú”.

¿Te arrepientes de haber ayudado a Zuluaga?

“Lo que me pidió no era nada del otro mundo. Como montón de gente que ha llegado a la oficina, me dice ‘Santiago, estoy sin trabajo’. Yo, como muchos compañeros, buscaba algunas opciones. No me arrepiento de haberle tendido la mano. No. Nadie es culpable de que yo esté preso excepto el fiscal. Los ministros, la mayor parte en la zona, son gente de derecha. A lo mejor la persona abusó de la confianza, de la buena voluntad, pero yo digo que por las cosas que la que estoy no hay motivo para que yo esté preso. ¿Adonde me voy a arrancar yo? ¿Con qué plata, si perdí mis clientes? ¿Qué país te brindaría ayuda por un delito común? El fiscal lo sabe.

¿Qué valor le das a la solidaridad en el contexto en que estamos?

“En nuestra cultura la solidaridad es determinante. De alguna forma suple las deficiencias que tiene el Estado. La solidaridad no es solamente la palmadita en la espalda o una ayuda que alguien te pueda brindar. Es un aspecto anímico. Es fuerte sentirse acompañado. En mi caso ha sido fundamental el apoyo de los amigos y compañeros que difunden. Mi señora, mis hijos no se sienten tan solos. Cuando yo estaba con visitas mi señora venía todos los sábados. Mis hijos no tan seguido porque para mí también es triste verlos. Mañana o pasado quiero salir con la frente en alto. Afortunadamente no me están acusando de un delito tan feo como tráfico de drogas, pornografía infantil”.

Debe ser raro en la cárcel alguien que no habla con garabatos.

“Por la edad que tengo acá uno tiene que mostrar el ejemplo, sin hacerse el distinto. yo estudié, soy abogado, di clases. Tengo que ser consecuente con la persona que soy. Trato de conversar con las personas que no han tenido las mismas posibilidades. Muchos roban para drogarse. Viven la vida en forma bastante rápida. Se juntan a compartir, la verdad es que se crían como hermanos. Son las familias para ellos. Tú entras acá y la cárcel no se hace cargo de nada. Se forman bandas de muchachos indestructibles. De alguna forma uno tiene que hacerles ver algunas cosas. Estamos sin acceso a la biblioteca porque el profesor a cargo no entra desde que comenzó la pandemia. Somos unos cinco que íbamos a pedir libros. Me quedé con ‘La muerte del comendador’, de Haruki Murakami y ‘Caballos desbocados’, de Yukio Mishima”.

FUENTE: https://www.elciudadano.com/chile/el-confinamiento-es-la-amenaza-el-caso-de-santiago-montenegro/07/09/

VALPARAÍSO, Pobladores Cerro Mariposas: “Repudiamos con toda nuestra fuerza el actuar de Carabineros”

jaime

…sus disparos, el agua y los gases solo provocan más rabia, más rebeldía y más resistencia. De esta manera solo están empujando a lo más necesitados hacia el borde donde ya no habrá retorno a su preciada normalidad.

Solidaridad con la Quebrada Jaime del Cerro Mariposa.

Valparaíso, comienza a encenderse desde los cerros. Como relámpagos de furia empiezan a arder las barricadas en nuestras poblaciones, en nuestras quebradas, para iluminar este Valparaíso poblador y proletario. Empujados por la rabia de la cesantía, por la imposibilidad de salvarse este día vendiendo en las calles o haciendo un pololo para parar la olla. Es el hambre y el alza de los alimentos, es la desesperanza, la desigualdad que se han abierto como un abismo entre los trabajadores y los que más tienen, los ricos, los empresarios y su gobierno que les tiende la mano para salvarlos del desastre que ellos mismos provocaron.

Es el gobierno de Piñera, que con una mano suelta migajas para los más necesitados y con la otra firma las leyes para santificar los despidos y empuña firme el garrote que descarga sobre quienes se atrevan a protestar por la situación crítica por la que pasamos.

Este domingo 5 de julio, la gota rebalsó el vaso para nuestros vecinos de la Quebrada Jaime del Cerro Mariposas, mientras se organizaba la olla común del día siguiente, se realizaba una protesta en una esquina del barrio. Con fuerza absolutamente desproporcionada arremetió Carabineros, una micro, un zorrillo y un guanaco, entraron por las estrechas y empinadas calles dirigiendo el potente chorro no sobre la barricada sino sobre las endebles casas y mediaguas por las que se filtraban el agua y los gases lacrimógenos. Afectando a niños y vecinas que tuvieron que ser rescatadas de sus propias viviendas.

Repudiamos con toda nuestra fuerza el actuar de Carabineros. La prensa, la tele y el gobierno nos aseguran que la fuerza policial está al servicio de cuidar la propiedad privada de todos por igual. Los fieles sirvientes de los más ricos que armados y vestidos para una incursión en una zona de guerra arremetieron contra la población desarmada, nos demuestra absolutamente lo contrario. Ellos no tuvieron ningún respeto por la frágil mediagua de la población y usaron su fuerza excesiva solo para asegurarse de mantener quieto y tranquilo al rebaño para que no perturbe la tranquilidad ni los negocios de sus patrones.

Pero se equivocaron,

 

Abrazamos y solidarizamos con nuestras compañeras y compañeros de clase, de la Quebrada Jaime del Cerro Mariposa de Valparaíso y los de todas las poblaciones donde este hecho comienza a repetirse como un síntoma de que Chile empieza a encenderse de nuevo.

Su organización y resistencia muestran el camino por donde hoy están comenzando a transitar las organizaciones populares, que deben mantener su independencia y no dejarse engañar por los candidatos y funcionarios de gobierno y municipalidades que hoy aprovechan nuestra real necesidad para comprar nuestro voto con mercaderías, víveres o equipamiento para las ollas comunes. Recibir lo que nos llevan no debe significar vender nuestra consciencia a quienes nos han llevado a esta catástrofe.

¡Sólo el Pueblo ayuda al Pueblo!
Voluntarixs Olla común en resistencia Quebrada j
Jaime, Cerro Mariposa.